Poder Judicial pondrá en marcha Sistema de Remates Electrónicos desde diciembre

16:18 23 Noviembre, 2016

En menos de 30 días el Poder Judicial pondrá en marcha el Sistema de Remates Electrónicos Judiciales a nivel nacional. Un mecanismo por el cual se modernizarán los procesos de remates judiciales haciéndolos más transparentes, ágiles y efectivos.

Este nuevo mecanismo que se pondrá en ejecución en diciembre próximo es el resultado del esfuerzo conjunto del Poder Judicial, la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC) a través de su Centro de Educación Financiera (CEFI) y el Consejo Nacional de la Competitividad y Formalización.

El gremio bancario participó desde el inicio en este proyecto -hace más de un año- señaló Oscar Rivera, presidente de ASBANC y del directorio del CEFI, al explicar que se había detectado que era imperativo buscar alternativas para actualizar el sistema que se ha venido utilizando. “Se requería un sistema moderno, transparente y ágil que proteja los derechos de todas las partes que intervienen en este tipo de procesos judiciales”.

La idea, explicó, es que cualquier ciudadano que quiera comprar un bien en remate pueda participar, si así lo decide y cumpla con los requisitos de ley. A ello, dijo, se suma que se ha creado un sistema que además de responder a la realidad peruana, asegure la transparencia en el proceso, evitando que los bienes sean rematados muy por debajo de su precio tasado o que se utilice estos procesos para lavar dinero del narcotráfico y otros flagelos.

“Contribuir a mejorar este sistema era necesario, no solo porque más del 80% de los remates en el Poder Judicial están vinculados al sistema financiero, sino porque los peruanos necesitamos contar con una administración de justicia más moderna, transparente y justa”, comentó tras anotar que estos esfuerzos contribuyen a lograr el anhelo de todos los peruanos.

Además, señaló que otro beneficio es que ya no será necesario el uso del dinero en efectivo por parte de los postores ganadores, quienes podrán realizar las transacciones a través de los canales de la banca formal. “De esta forma también contribuimos a la lucha contra el lavado de dinero”, apuntó.

Con esta nueva tecnología, los remates judiciales que se realicen de diciembre en adelante (ya está programado el primero para el 11 de diciembre) serán realizados por la vía electrónica desde el proceso de inscripción hasta la finalización. Hoy, comentó Rivera, un remate judicial dura entre 30 y 60 días, con el nuevo sistema, no debería pasar más de 7 días para ejecutarse.

“En la investigación previa que realizamos al inicio del proyecto, se concluyó que el problema principal que se le encara al Poder Judicial es la lentitud que genera deshonestidad; con los remates judiciales electrónicos se evitará actos de corrupción y suspicacias”, declaró Rivera.

Otras mejoras

Sin embargo, no es el único proyecto que el gremio bancario viene trabajando con el Poder Judicial. Oscar Rivera comentó que el sistema de notificaciones electrónicas también es una iniciativa conjunta. Se puso en marcha en marzo del 2016 y progresivamente ha ido mejorando. Así, en octubre último se realizaron con éxito 80 mil notificaciones electrónicas. “Confiamos que este número vaya en aumento progresivo, hasta que todas las notificaciones se hagan electrónicamente. De hecho, utilizar este sistema representa un valioso ahorro de tiempo y dinero para todas las partes involucradas en este proceso”.

Cabe anotar que a través del mecanismo tradicional, hoy una notificación judicial se demora un promedio de 105 días; con el uso de la nueva tecnología el plazo promedio será solo 15 días.

Finalmente, otro proyecto, que se encuentra en programa piloto, comentó el representante gremial, son los embargos electrónicos. Hoy un remate judicial dura entre 25 y 30 días, con las mejoras que se vienen trabajando, el tiempo estimado de duración del procedimiento no superará los 2 días.

Esta iniciativa, que se encuentra en su primera etapa, se ha concentrado en la especialidad comercial de los Juzgados de Lima. Se tiene previsto, comentó Oscar Rivera, escalar pronto a nivel nacional y abarcar otras especialidades (laboral y familia, por ejemplo), donde el número de embargos es mucho mayor.

Comparte en:

Vea también