Mipymes: Sepan cómo obtener financiamiento y liquidez con la factura negociable

16:07 10 Agosto, 2016

Con el propósito de afianzar y consolidar el mecanismo de la factura negociable (FN) como herramienta de percepción de capital de trabajo para las empresas —principalmente la micro, pequeña y mediana empresa—, el Ministerio de la Producción (Produce), a través de la directora de la Dirección de Instrumentos para el Crecimiento Empresarial, Victoria Gálvez, explicó el proceso para que las empresas puedan gestionarse financiamiento y así obtener una mayor liquidez que les permita continuar con sus operaciones.

Dirigiéndose a los proveedores de bienes y servicios que arriesgan su estabilidad al entregar a sus adquirientes créditos, con periodos de pago amplios, disminuyendo sus posibilidades de inversión, Gálvez refirió que “las facturas (negociables) son dinero, y rápidamente puede el empresario acercarse a cualquier entidad financiera (factores —persona natural o jurídica) que haga este tipo de transacciones para obtener financiamiento de capital de trabajo”.

La metodología, aclaró la directora, se basa en la negociación de la factura entre el proveedor y la entidad financiera, lo que comúnmente se conoce como factoring.

Pasos para negociar las facturas

Gálvez precisó, en primer lugar, que por obligatoriedad —a partir de las modificaciones del reglamento de la Ley de Fortalecimiento del Factoring— las imprentas autorizadas por Sunat deben imprimir talonarios que contengan la tercera copia de la factura, que es la que el proveedor podrá negociar más adelante.

El primer paso, es que el proveedor llene correctamente la factura —colocando las fechas de vencimiento y de pago de la factura (que por lo general es la misma fecha) — y que se la muestre al adquiriente para ponerlo al corriente de la posibilidad de negociar su factura. Es importante que el adquiriente tome constancia de que su factura podrá ser negociada en el futuro, por lo cual deberá sellar y devolver esa tercera copia al proveedor, solo si el pago no es al contado. Si la negociación es al contado, el cliente se queda con esa tercera copia.

Luego, para negociar la factura, el proveedor se acercará a una entidad financiera (bancos, cajas municipales, empresas de factoring, o personas naturales), lo cual se puede hacer de dos modos: con riesgo o sin riesgo para la entidad financiera (EF). En el caso de negociar la factura sin riesgo para la EF, se aplicará una tasa al proveedor. Si el monto de la deuda en la factura es 10 mil soles, al financiamiento inmediato que obtendrá el proveedor se le resta la tasa que la EF le ponga.

Cabe destacar que el proveedor podrá negociar sus facturas de conformidad con el adquiriente de manera inmediata. Así mismo, otro punto resaltante del mecanismo es que las facturas negociables tienen grado de título valor, lo cual favorece al factor (entidad financiera) al convertirse en el legítimo tenedor de la deuda, pues podrá hacer el cobro de manera judicial en el caso de que el adquiriente no pague al cumplimiento del plazo.

Para finalizar el proceso, la entidad financiera será la encargada de comunicar al adquiriente que su factura ha sido negociada y que ahora está en posesión de un nuevo legítimo tenedor.

Si desean mayor información pueden descargarse gratuitamente el suplemento que Gan@Más elaboró conjuntamente con el Produce: aquí

(Por Jalbi Romero Mayuri)

Comparte en:

Vea también