Comex: La selva necesita un rescate urgente, está secuestrada por la informalidad de su economía

12:25 19 Febrero, 2017

Un tema pendiente en la agenda de desarrollo para el Perú es la competitividad de la selva peruana; específicamente, de la región nororiental. Algunos de los aspectos que afectan a esta región del Perú son la falta de conectividad digital y de infraestructura en transportes, desabastecimiento y baja calidad de servicios básicos, así como de integración comercial nacional e internacional, sostiene Comex Perú.

Estas condiciones no solo limitan el potencial productivo de la región, sino que sumergen a su población en la pobreza y hacen posible la violación de sus derechos humanos, ya que dan pie a la ilegalidad en sectores tan rentables como el forestal, el minero y el de extracción petrolera, así como el narcotráfico, resalta el gremio en su último Semanario.

De acuerdo con el Índice de Competitividad Regional (Incore) 2016, elaborado por el Instituto Peruano de Economía (IPE), los departamentos de la selva nororiental del país se encuentran seriamente rezagados: Loreto ocupa el puesto 23 y se ha mantenido entre los dos últimos desde hace 4 años; Amazonas se ubica en el puesto 21, y San Martín, en el puesto 14.

Economías dependientes y secuestradas

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la economía de la selva representa tan solo un 5% del PBI real nacional, y es ampliamente superada por la costa (73%), a pesar de contar con valiosos recursos como la madera, el petróleo, entre otros. En 2015, las actividades forestales, agrícolas y extractivas primarias (minería e hidrocarburos) generaron, en promedio, un 32% del PBI de la selva, frente al promedio nacional del 17%.

Así, por tercera vez consecutiva, la selva peruana registró un retroceso del 7.6% en el crecimiento de su PBI en el tercer trimestre de 2016. Tan solo la caída del PBI trimestral de Loreto, del 23.9%, la mayor a nivel nacional, restó 2 puntos porcentuales anuales al crecimiento de los departamentos no mineros en el país. Ello se debió, principalmente, a la reducción del 75% en la extracción de petróleo, debido al cierre del Oleoducto Norperuano y, en segundo lugar, a un retroceso del 51% en la producción de madera aserrada.

Comex afirma que la economía de esta zona, dependiente de los sectores mencionados, está condicionada a su vez por la deficiente provisión de servicios públicos que sumen a su población en la pobreza. Así, de acuerdo con el Incore 2016, Loreto y Amazonas ocupan los dos últimos puestos a nivel nacional en cuanto a cobertura eléctrica, ya que tan solo un 77.4% y un 79.5% de los hogares,respectivamente, disponen de alumbrado por red pública, lejos del promedio nacional del 93.9%. De la misma manera, en cuanto a cobertura de agua por red pública, Loreto ocupa el último lugar con solo un 56.6% de hogares abastecidos, mientras que Amazonas cuenta con un 78.6% y San Martín con un 82.7%.

“Queda claro que el déficit en el nororiente peruano es serio y es el resultado de años de abandono por parte del Gobierno (en todos sus niveles) y la falta de promoción de proyectos de infraestructura, tanto pública como privada. El Incore 2016 ubica a Loreto, Amazonas y San Martín en los puestos 24, 23 y 16, respectivamente, en el pilar Infraestructura. Precisamente, esta región adolece en gran medida de conectividad digital y vial. Por ejemplo, tan solo un 17.7% de los colegios cuentan con acceso a internet, por debajo del 40.1% de promedio nacional, según cifras del Ministerio de Educación”, subraya el gremio.

Apuesta por la inversión y el comercio

El actual Gobierno ha logrado dar grandes pasos para impulsar las inversiones en la selva. De acuerdo con la Agencia de Promoción para la Inversión Privada (ProInversión), uno de los proyectos de alto potencial previstos a adjudicarse en el primer semestrede 2017 es el de la Hidrovía Amazónica, con una inversión de US$ 95 millones. Este proyecto no solo serviría como nueva “carretera” que permitiría la navegación segura para la población, sino también significaría la apertura de una nueva posibilidad de desarrollo mediante el comercio a gran escala. De acuerdo con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, con la ejecución de este proyecto el tráfico de carga en el puerto de Iquitos pasaría de 410,273 toneladas métricas (TM) en 2016 a 7.5 millones TM en 2032. Además, en el segundo trimestre de 2017, se adjudicará el proyecto de banda ancha en Amazonas, con un monto de inversión de US$ 141.7 millones.

Por otro lado, Comex agrega, el programa Sierra y Selva Exportadora, cuyo componente “selva” fue promovido el año pasado por el Ministerio de Agricultura y Riego, es una herramienta clave para el desarrollo de esta región, ya que logrará generar y promover canales nacionales e internacionales para que productos de mayor valor agregado puedan ser vendidos legalmente, lo que incentivará la formalización de las industrias. Si bien este programa recién se expande a más departamentos, proyecta tener un impacto del 250% en las exportaciones de la región este año.

“La selva del país necesita un rescate urgente, pues su desarrollo está secuestrado por la informalidad de su economía (84%). Así, los medios que ha promovido el actual Gobierno, la inversión en proyectos de desarrollo y la facilitación del comercio nacional e internacional en la región, son piezas clave para que su desarrollo esté a la par con los objetivos nacionales”, finaliza Comex.

Comparte en:

Vea también