“Organizaciones que apoyan a emprendimientos sociales ya están saturadas”

08:44 27 Febrero, 2017

Álvaro Henzler, creador de Mosaico Laboratorio Creativo, cuyo objetivo es apoyar a los emprendimientos sociales, aseguró que se necesitan más espacios de encuentro para encarar los grandes desafíos sociales que afronta el país.

“En el Perú hay grandes problemas sociales y pese a ejecutar una serie de recursos, en los últimos veinte años los indicadores no se han reducido como deberían. Mosaico crea experiencias a través de espacios para que juntos logremos la transformación social”, comentó Henzler, en el marco del Innóvate 2016.

En otro momento declaró que Mosaico Laboratorio Creativo trabajó con cien emprendedores sociales de La Libertad, Lima y Arequipa para idear prototipos de innovación social.

“Le presentamos el trabajo final al Premier y a cinco ministros de estado. Organizamos talleres, programas de aceleración, cenas y otros espacios para que los peruanos nos encontremos y juntos avancemos para emprender algo mucho más trascendente”, aseguró el CEO de Mosaico.

En el panel “Innovaciones Sociales que Transforman Vidas”, Henzler explicó que su proyecto nació para generar más emprendimientos sociales y con la ayuda de una investigación realizada en un centro de innovación de la Universidad de Harvard.

“Entrevistamos cerca de 40 expertos. Tuvimos talleres en distintas regiones, donde se presentaron alrededor de 200 personas que forman parte del ecosistema social”, contó Henzler.

Los resultados de esa investigación concluyeron en tres hechos que explican el ecosistema social que afronta el Perú hoy por hoy. Henzler dijo que esas fueron las causas por las cuales decidieron emprender.

“En la década de los 80 y 90, los emprendimientos eran iglesias católicas y organizaciones tradicionales. Cuando Fujimori deja el poder, los emprendimientos juveniles despertaron, sin embargo, también concluimos que actualmente nos desarrollamos en un ecosistema fragmentado, embrionario y con impactos significativos a menor escala”, reveló Alvaro Henzler.

El tercer resultado que descubrieron fue que los emprendimientos sociales necesitan organizaciones que los apoyen en sus proyectos. Citó a Nesst, una institución que cumple esa función.

“En el Perú, siete de cada diez organizaciones que apoyan innovaciones sociales son inexistentes o están completamente saturadas. Por eso pienso que si una persona desea emprender en este ámbito lo ideal sería que forme una organización que ayude a los que ya están trabajando”, recomendó Henzler.

 

Trabas

De otro lado, Isabel Castillo, representante de NESsT, narró su experiencia como asesora de proyectos de innovación social. Afirmó que las mayores trabas que soportan este tipo de emprendimientos son la falta de trabajo en equipo y la incapacidad de gestión.

En ese sentido, aclaró que NESsT brinda soporte a largo plazo y anualmente evalúan su desempeño. Ese es el caso de Incamos, organización que trabajan con musgos de la zona alto andina para preservar la ecología.

“Ellos han procesado el musgo y han afinado una tecnología para que las comunidades puedan utilizarla y les pueda dar una mejor calidad de vida. Así generan empleo.”, manifestó Castillo.

Además, informó que son conscientes de que los fondos que otorgan son insuficientes para que las empresas se desarrollen óptimamente. Por esa razón, Nesst se encarga de buscar financiamiento en otras instituciones.

(Por Nicol León Arge)

Comparte en:

Vea también