Los desafíos de Chile en innovación para el 2017 según estudio GII

12:06 21 Diciembre, 2016

Recientemente se ha publicado el Global Innovation Index (GII) -estudio mundial que compara la capacidad y resultados de innovación de 128 países con el fin de asistir en el desarrollo de políticas públicas y mejorar la productividad y creación de empleos-.

El GII mide principalmente dos factores: el input de innovación (las condiciones y capacidades de un país que facilitan que la innovación ocurra) y el output de innovación (que indica los resultados obtenidos por país en términos de nuevo conocimiento, desarrollo de tecnologías y los denominados desarrollos creativos).

Este año Chile ha logrado ocupar el puesto 44, siendo el quinto año consecutivo que es el primer país de entre los latinoamericanos. ¿Cuáles son los retos que tiene entonces para el 2017? Son muchos los desafíos, pero existen a lo menos tres que son urgentes, como señala Arturo Herrera para el portal Innovación Chilena.

1. Exportación de conocimiento y tecnología “made in Chile”

La mayor dificultad la tienen los chilenos en los outputs de conocimiento y tecnología. Específicamente en la exportación de TICs -Tecnologías de la Información y la Comunicación, son el conjunto de tecnologías desarrolladas para gestionar información y enviarla de un lugar a otro- debido a que existe doble tributación para las empresas, lo que las deja en una situación poco ventajosa con respecto a la competencia local que deben enfrentar. Si bien ProChile ha venido apoyando a la industria a través de giras, ferias y programas de coaching para exportadores TICs, mientras se mantenga la política de doble tributación será muy difícil que esta situación cambie.

2. Aumentar la inversión en I+D del sector privado

Chile invierte al año cerca de mil millones de dólares en I+D, y solo US$340 millones, un tercio del total, viene del sector privado. Los otros US$660 millones vienen del Estado, fondos internacionales, ONGs y universidades. En la OCDE, en promedio esta proporción es al revés, proviniendo el 65% de la inversión en I+D desde el sector privado. En Alemania el sector privado invierte llega al 75% de la inversión anual total en I+D. Es cierto que el Estado -a través de CORFO- promueve una mayor inversión en I+D por parte del sector privado a través de subsidios y de la Ley de Incentivo Tributario a I+D, pero estos esfuerzos son insuficientes.

3. Cinco veces más investigadores en I+D aplicada

Según el Banco Mundial, en Chile existen 428 investigadores por millón de habitantes, totalizando 7.602 investigadores. Casi el 50% de ellos se desempeña en universidades y sólo un 30% en el sector privado. En la República Chile, por ejemplo, existen 34.000 investigadores. Es importante considerar también que no se trata de tener investigadores por tener, hay que cerciorarse ¿dónde están desarrollando sus proyectos y en qué áreas? ¿Cuántos de ellos están realmente dedicados a liderar procesos de I+D en el sector privado? En esta línea, ha sido sumamente beneficioso la acción del Estado, a través de CORFO, de co-financiar la apertura de una filial de Fraunhofer Institute en Chile para atraer centros de I+D.

Comparte en:

Vea también