Lean Startup para los emprendimientos y la transformación

07:05 2 Septiembre, 2020

Indudablemente, una idea de negocio siempre se encontrará envuelto en una situación de incertidumbre. Ahora, son muchas las ideas que aumentan su margen preocupante de fracaso, ya que gravitan en un escenario de gran complejidad como el presente.

Precisamente, es esta coyuntura la que da más sentido a la frase de «La única constante es el cambio», pues origina la pérdida de trascendencia o valor de los métodos y estándares tradicionales que llevaban a cabo equipos de trabajo para el lanzamiento de sus productos o servicios a los mercados meta.

 

Según Juan Miguel Galeas, director de Galeas Jupiter Consulting, ahora, es el Lean Startup el modelo que toma más fuerza y se evidencia como filosofía empresarial que ayuda a los emprendedores a incrementar sus posibilidades de éxito para con sus proyectos en tiempos como el actual.

Galeas Jupiter Consulting es una organización dedicada a la consultoría y formación en temas vinculados a la innovación y agilidad, que se basa en «Innovar es transformar ideas creativas en clientes».

Con el propósito de edificar equipos ágiles con cultura de innovación, la consultora con experiencia en el sector, tanto privado como público, brinda a los proyectos innovadores herramientas como el Lean Startup para acortar los ciclos de desarrollo de sus productos o servicios y eliminar lo que no les produce valor, adoptando la combinación de experimentación, lanzamiento de producto iterativo y aprendizaje validado, y así teniendo como resultado la reducción de los riesgos del mercado.

 

«Este concepto surgió, sobre la base de su experiencia fracasando en ideas de negocio, por el emprendedor Eric Ries, de quien venimos aplicando su metodología a la consultora», dijo en el conversatorio organizado por GJC, denominado “Lean Startup para emprendimientos y transformación”.

En sí, la hipótesis más clara es el aumento de probabilidades de éxito cuando un proyecto sale del papel y comienza a ser realizado, eliminando todo lo innecesario.

A modo de ejemplo, al adaptarse a los proyectos de carácter innovador que apuntan, inicialmente, a ser startups, la herramienta les permite centrar su atención en la satisfacción del cliente, dejando de lado cualquier actividad superflua.

Como se mencionó, el Lean Startup, en el mundo de los negocios, es la forma más concisa de lanzar lo planteado con mayores probabilidades de éxito. En este sentido, Galeas comentó el ciclo metodológico de cinco puntos, el cual es diseñado para obtener altas probabilidades de éxito con un margen de pérdida muy bajo.

 

1. Plantear una hipótesis. En este primer punto se ubica el problema a resolver. Para poder hallar la necesidad, es necesario que, además de que sea un problema importante, deba ser identificado a través de entrevistas a futuros usuarios potenciales.

2. Validar la hipótesis. Es la creación, con las características mínimas básicas, de un producto o servicio para poder comprobar si lo que se ofrece funciona o no. El fin es crear un prototipo en pequeña escala que se llama Producto Mínimo Viable (PMV), y darlo a conocer para estudiar su dinámica con los usuarios.

3. Medir la hipótesis. De esta interacción se obtendrán respuestas calificadas. Aquí se debe definir los conocidos KPI (Key Perfomance Indicator) que permitan medir la eficacia del proyecto.

4. Generar un aprendizaje validado. Este punto se refiere a la idea de ir aprendiendo del entorno al que se dirige el producto o servicio.

5. Repetición. Se producen pequeñas repeticiones que van dándole más valor al proceso. Cada problema se debe mejorar.

(Por Rodrigo Rosales Rengifo)

Comparte en:

Vea también