En Colombia más del 80% de las universidades trabaja temas de emprendimiento

11:31 17 Junio, 2016

Créame es una incubadora y aceleradora colombiana que fue creada en 1996 por 29 instituciones del orden académico, gubernamental y empresarial, con el fin de maximizar el valor empresarial y convertirse en aliado estratégico de los programas de responsabilidad social empresarial y desarrollo empresarial.

“Si me preguntan qué es lo distinto que hemos hecho yo les puedo decir que nacimos diferentes y por qué nacimos diferentes, porque hace 20 años entendimos que solo, y es de verdad, solo en red se construyen y desarrollan nuevas empresas”, dijo Liliana Gallego, directora nacional de Créame, en el marco de la 6ta edición del PRODEM (seminario-taller para profesionales del ecosistema emprendedor en América Latina), realizado en Lima hace algunas semanas.

Agregó que esa es la razón por la que no pertenecen a una sola institución, o empresa privada, sino a 29 instituciones. Además tienen12 universidades socias, más de 10 empresas privadas, y también pertenecen al sector público nacional, departamental y municipal, y a los principales gremios. “Eso ha hecho la diferencia pero también ha traído serios problemas porque cuando hay tantos dueños, pues ninguno es dueño ni se empodera”.

Sin embargo, Liliana comentó que otro de los problemas que también se presentaron al principio, fue que no contaron con un padrino que los acompañara en el proceso. Ese no fue un impedimento para que luego de 20 años puedan decir que tienen una institución auto sostenible que genera utilidades y opera alrededor de 5 millones de dólares por año en programas de emprendimiento. “Y qué tipo de programas? Pues de todos los tipos, pero con la misma característica: que sea redituable y sostenible en el tiempo; y con un solo objetivo: maximizar el valor empresarial en el menor tiempo posible”.

Liliana refirió que si bien el objetivo permanece a lo largo de los años, la forma de hacerlo ha cambiado mucho haciendo que se reinventen constantemente. “Cuando empezamos, no se hablaba de emprendimiento, las universidades no tenían incorporado ese lenguaje y sin mucho, en algunas carreras, como economía o administración, se hablaba de un tema de evaluación de proyectos. Hoy, en Colombia, más del 80% de las instituciones de educación universitaria trabajan el tema de emprendimiento de alguna forma”.

Asimismo, cuentan con una política pública nacional, departamental y municipal. “Hoy tenemos un problema grave que están enfrentando los municipios de segundo y tercer nivel, inclusive, que quieren tener programas de emprendimiento, pero no pueden, porque no hay institucionalidad que sea capaz de recibir el conocimiento y ejecutar esos programas en el entorno”, dijo Liliana.

Retos y desafíos de Créame

La directora explicó que para responder a los retos y desafíos de Créame, se enfocaron en tres realidades: retos institucionales, retos de emprendimiento y emprendedores; y retos del ecosistema.

Frente a esas realidades trabajaron en base a tres pilares:

1- Calidad: Y calidad frente a una filosofía de enfoque estratégico claro. “Tenemos que trabajar como instituciones, pero tenemos que pensar y operar como empresas rentables y sostenibles sino no funcionamos. La empresa más eficiente que nosotros queremos tiene que ser nuestra propia institución”, dijo Liliana.

2- Pertinencia: “Y es que nuestra propia institución no puede funcionar per se. Nosotros no nacemos para darnos gusto a nosotros mismos, nosotros somos instituciones de interface, tenemos recursos para acompañar y enlazar, esos recursos, a nuestros beneficiarios y a nuestro entorno porque al final, privados o públicos, lo que hacemos es generar desarrollo.

Lo que funciona hoy no funciona mañana, porque hay muchas instituciones, y cada vez habrá más, que nacen, que migran de un lugar a otro, que se unen, que hacen alianzas y programas, que cambia el gobierno, pero está dispuesto a apoyar a un tipo u otro de programas, y nosotros debemos estar allí para fortalecer ese ecosistema”.

3- Sostenibilidad: “En el tema de emprendimiento y emprendedores trabajamos desde la necesidad del emprendedor e identificamos tres factores que son los que el emprendedor agradece: la financiación, la apertura de mercados y la construcción de redes de relacionamiento.

En cuanto al ecosistema, Liliana comentó que se debe buscar lograr la articulación con todos los actores y tener apertura y flexibilidad, visión y acciones empresariales; y difusión, promoción y posicionamiento. “Este es el entorno que tenemos que construir para poder tener instituciones rentables y sostenibles que acompañen a que los emprendedores hagan realidades empresariales”, finalizó.

Comparte en:

Vea también