Emprendimientos que fueron más allá del negocio tradicional y agregaron valor

07:05 13 Julio, 2020

Julián Ugarte, director ejecutivo de Socialab, reflexionó sobre los negocios del futuro durante el Singularity U Virtual Summit 2020 desarrollado por SingularityU y BeSTinnovation.

Dijo que nos encontramos en un cambio de era más que en una era con muchos cambios y, dicho cambio, supone una cambio de la cosmovisión del mundo. Hemos pasado de una era teocéntrica a una era antropocéntrico y, en las últimas décadas, se ha exacerbado el nivel individualista de esa visión, es decir, centrarse solo en uno mismo y no en el entorno; cómo el entorno me sirve y no cómo yo sirvo al entorno.

 

Esto evidentemente es un problema y Julián cree fervientemente que debemos dirigirnos hacia otra dirección y entender que el mundo es sistémico y, que el ser humano es parte de este sistema. Si se ignora ello, va a ser muy difícil que podamos afrontar los cambios que se vienen.

Julián explicó esta visión a partir de la biología. Las células son partes de un organismo vivo que unidas colaboran y crean un sistema complejo como lo es un planta o el mismo ser humano. Estos organismos cohabitan en un mismo lugar y se van transformando con el paso del tiempo. En biología, la inteligencia es precisamente esta transformación o evolución. La capacidad de adaptarse ante lo cambios y, esta evolución no es un ejercicio individual, al contrario, es un ejercicio sistémico. Los animales evolucionan porque las plantas evolucionaron porque el ecosistema evolucionó.

Para Julián la gran reflexión que trae la pandemia es que “nosotros como especie no existimos, co-existimos. No tenemos ninguna posibilidad de existir sin vegetales, sin oxígeno, sin agua”. Entonces, la pregunta que debemos hacernos es qué hacer para que siga existiendo todos en conjunto, porque si el otro está bien, yo estoy bien. Debemos pasar de una visión individualista a una más empática.

 

Este cambio tiene que ocurrir, caso contrario, pondremos en jaque nuestra existencia. En ese sentido, para Julián la dirección que debemos tomar para el 2030 es la construcción de un mundo social y ambientalmente sostenible. En esta tarea, la tecnología, la innovación y el emprendimiento son medios para lograrlo.

De esa forma, Julián compartió algunos casos de éxito donde los emprendimientos fueron más allá del negocio tradicional y solucionaron un problema y que, al mismo tiempo, agregan valor.

Fracción

Las farmacias chilenas habían coludido, generando la alza de los precios. El chileno Javier Vega buscando una forma que las familias con menos recursos pudieran acceder de manera justa a medicamentos, creo Fracción, una farmacia digital que fragmenta los remedios para que los chilenos puedan comprar una dosis justa mínima. Ahora Fracción cuenta con despacho a nivel nacional.

 

Algramo

Cote Moller identificó un problema y encontró una solución. Los envases chicos traían menos producto, pero costaban más -por gramo- que si se compraban los envases grandes. Frente a ello, Moller creó Algramo un emprendimiento que permite que la gente del barrio pueda adquirir la dosis que necesita de un producto a un precio justo en triciclos dispensadores ubicados estratégicamente. Así, bajan los precios de la canasta básica y al mismo tiempo reducen el consumo de plástico.

 

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también