El Ejecutivo invertirá S/ 225 millones en emprendimientos de 36 mil hogares rurales

10:43 4 Febrero, 2020

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), invertirá en este año un total de S/ 225 120 000 en 1820 emprendimientos productivos que favorecerán a más de 36 400 hogares en pobreza y pobreza extrema de las áreas rurales. Dicha inversión, que apunta a lograr la salida permanente de la pobreza, será ejecutada por el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) por medio de su proyecto Haku Wiñay / Noa Jayatai, dedicado a promover emprendimientos rurales.

Así se anunció en el taller, denominado “Proyecto Haku Wiñay / Noa Jayatai Midis – Foncodes 2020: Esfuerzos articulados con gobiernos regionales y provinciales para la salida permanente de la pobreza”, encabezado por el presidente de la República, Martín Vizcarra. En la cita, la titular del Midis, Ariela Luna Florez; la viceministra de Prestaciones Sociales, Patricia Balbuena Palacios; y el director ejecutivo de Foncodes, Hugo Vila Hidalgo, presentaron los alcances y propósitos del proyecto para este año a los gobernadores de Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Amazonas, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Loreto, Lima, Ucayali, Puno, San Martín, Tacna y Moquegua; a representantes de los gobiernos regionales de Junín, La Libertad y Piura; y también a alcaldes y gerentes de 35 municipalidades provinciales de esas regiones.

Haku Wiñay (en la sierra) / Noa Jayatai (en la selva) ha tenido indicadores positivos a lo largo de los años, lo cual impulsa un proceso de articulación y complementariedad de las inversiones y acciones del Poder Ejecutivo, gobiernos regionales y municipalidades para lograr la salida permanente de la pobreza. En ese contexto, el taller buscó fortalecer aún más dicho proyecto productivo para que se articule con las inversiones, planes y acciones de los gobiernos subnacionales, sumando sinergias en procura de la sostenibilidad de los emprendimientos productivos, en el marco de la política social del Estado.

La ministra Luna detalló que el proyecto Haku Wiñay brinda asistencia técnica a los hogares más pobres de las zonas rurales para trabajar primero su agricultura de subsistencia y luego emprendimientos familiares que les permitan ligarse al mercado. “De esta forma, las familias tendrán ingresos autónomos, es decir, ya no dependerán de los programas sociales ni de las transferencias condicionadas. Es el primer paso para salir de la pobreza y mantenerse fuera de ella”, señaló la titular del Midis.

Resultados positivos

Haku Wiñay / Noa Jayatai (“Vamos a crecer” en idioma quechua y shipibo-conibo, respectivamente) se ejecuta en 1847 centros poblados, de 482 distritos, 145 provincias y 23 departamentos del país. Desde el año 2012 a la fecha, 246 394 familias usuarias del proyecto en las comunidades rurales de la sierra y la selva trabajan en el desarrollo de proyectos productivos, con una inversión de S/ 1144 millones de soles.

El proyecto tiene cuatro componentes: fortalecimiento y consolidación de los sistemas de producción familiar, mejora de la vivienda saludable, promoción de negocios rurales inclusivos, y fomento de capacidades financieras. Se implementa por un periodo de tres años a través de Núcleos Ejecutores, es decir, con la población usuaria organizada. Durante ese tiempo, las familias obtienen la capacitación y asistencia técnica de los yachachiq (el que sabe y enseña) y de especialistas en desarrollo rural.

“El primer año el proyecto ayuda a las familias a organizar su casa, su huerto familiar para agricultura de subsistencia y les implementa la cocina mejorada. De cada cien hogares que tienen esa intervención, veinte familias pasan a la etapa de emprendimientos, los cuales requieren asociatividad y ligarse al mercado, primero local y luego regional. Así las familias mejoran sus ingresos”, agregó la ministra Luna.

Con el proyecto se han instalado 101 346 sistemas de riego tecnificado y 208 656 huertos familiares para la producción de hortalizas. Asimismo, 192 432 hogares preparan sus alimentos en cocinas mejoradas y 190 812 familias tienen kits de agua segura para facilitar el consumo de agua hervida. En cuanto a negocios rurales inclusivos, se cofinanciaron 10 973 emprendimientos agropecuarios, agroindustriales, artesanales y de piscicultura y servicios, entre otros rubros, que incrementan y diversifican los ingresos de las familias usuarias del proyecto.

Compromisos regionales y locales

“Para sacar a las familias rurales de la pobreza es imprescindible una intervención intersectorial y con los estamentos nacional, provincial y local. En nuestra región, Haku Wiñay se ha focalizado en la provincia de Chincheros. Como gobierno regional, vamos a realizar mantenimiento de vías y proyectos de irrigación para darles sostenimientos a los emprendimientos”, dijo el gobernador regional de Apurímac, Baltazar Lantarón Núñez.

En tanto, Elisbán Ochoa Sosa, gobernador regional de Loreto, también coincidió en la necesidad de articular esfuerzos entre los tres niveles de gobierno para lograr la salida permanente de la pobreza y elevar los indicadores sociales de las provincias.

Por su parte, el alcalde provincial de Chota, Werner Cabrera Campos, manifestó que en el país deberían haber más proyectos como Haku Wiñay para ayudar a miles de familias a tener mejor calidad de vida. “Para eso necesitamos trabajar juntos los tres niveles de gobierno. Requerimos articular esfuerzos interinstitucionales y en ese compromiso estamos”, subrayó el burgomaestre.

Comparte en:

Vea también