Características que diferencian al emprendedor y al empresario

08:01 9 Marzo, 2020

“¿Qué es lo que nos mueve? Es lo primero que debemos preguntarnos y en la vida hay que hacer lo que nos dé la gana, sino para que vinimos a este mundo, pero siempre con responsabilidad, obviamente y nunca por plata”, fue el inicio de la charla que dio Karen Weinberger, docente de la Universidad del Pacífico y ex directora de Emprende UP, en el marco del evento gratuito “Emprendedoras con A” que organizó Emprende UP para conmemorar a las mujeres por su día y empoderarlas con herramientas y tips ofrecidos por los ponentes.

Karen comentó que se debe saber diferenciar a la emprendedora de la empresaria, reconociendo primero qué es lo que me gusta hacer, qué es lo que hago bien, y qué es lo que me hace feliz. “No todos nacemos para ser emprendedores y mucho menos empresarios. Mi papá fue empresario y pensó que yo seguiría la misma línea, pero eso no era lo mío, y donde estoy ahora es donde me gusta estar, sé que lo que hago bien y es algo que me hace feliz”, dijo.

 

Características del Emprendedor:

Para Karen, hay algunas características básicas que debe tener un emprendedor y reconocerlas será importante para que ese emprendimiento tenga éxito y pase a un segundo nivel convirtiéndose en empresa:

Coraje: Sobretodo porque el emprendedor se cruza con mil obstáculos y uno de ellos es la crítica. El coraje será lo que le permita seguir adelante pese a todo, incluso a sí mismo.

Visión: El emprendedor tiene visión a futuro, sabe a dónde quiere llegar y tiene la convicción de que va a funcionar, por ello arriesga todo en el camino: dinero, tiempo, recursos, etc.

Iniciativa: El emprendedor que tiene la visión y el coraje, para emprender, toma la iniciativa en escoger algo que nadie hizo antes o que se puede hacer mejor o diferente.

Compromiso: El compromiso del emprendedor con su emprendimiento es permanente. Le pone alma, corazón y vida para que funcione.

Liderazgo: Si el emprendedor no cuenta con esta cualidad, difícilmente tendrá seguidores, socios, colaboradores que tengan su misma visión. Tiene que desarrollar el liderazgo para poder convencer a otros de que está por el camino correcto y lograr que lo sigan.

Buenas intenciones: Hay que tenerlas para convencer a otros y para esperar que al momento de crecer y convertirse en empresario tiene que ser formal con todo lo que eso implica, pensando en el bien común, en el desarrollo de la sociedad y de su país.

 

Características del Empresario:

Innovación: No podrá crecer si no innova. La innovación es un proceso estructurado. Hay gente que es innovadora porque se cuestiona todo, todo el tiempo, pero otra gente que no y se queda como está. Si no hay innovación y cambio constante en una empresa, se volverá obsoleta y la competencia la terminará de derrumbar.

Creatividad: Va de la mano de la innovación. Sin esta característica no se puede crecer porque te quedas chico y otra empresa te come o te copia.

Tolerancia: Hay que ser tolerante con uno mismo y los demás porque se pueden cometer muchos errores.

Capacidad para tomar decisiones: Es fundamental porque la estructura de una empresa es más compleja y se necesita tomar decisiones acertadas todo el tiempo.

Capacidad para planificar y organizarse: En este punto las mujeres llevamos la ventaja porque somos más organizadas, por naturaleza. Pero en una empresa si no se tienen estas capacidades, se desarrollan. El empresario debe ayudarse con su equipo para saber planificar y organizarse de acuerdo a la visión que se tenga y a las metas planteadas.

Autoridad, dirección y liderazgo: Si no se tiene autoridad no pasan las cosas y si no se puede ser autoritario para que se hagan las cosas, cuando se tienen que hacer, se puede quebrar. Hay que considerar el rubro y giro de la empresa, tiene que ver con la cultura también y hay que conocerla.

Red de contactos: Un empresario tiene que tener redes de contacto y en el caso de las mujeres estas redes también son de apoyo emocional.

Ser socios del Estado: El empresario tiene que ser consciente de sus obligaciones con la sociedad y ser responsable con ellas, cumpliendo con todo lo que la ley estipula.

Finalmente, Karen Weinberger concluyó que tanto el emprendedor como el empresario deben estar en constante aprendizaje. “Siempre hay que darse tiempo para la capacitación, en aquellas áreas que no dominamos. No es necesario saberlo todo pero sí tener algún conocimiento. Eso nos permitirá hacer crecer nuestro emprendimiento o empresa”.

Comparte en:

avatar

Vea también