Voluntarios con experiencia que apoyan a las startups

12:38 25 Julio, 2018

Max Gurvits, representante del programa Entrepreneur in Residence

El programa Entrepreneur in Residence del Programa Suizo de Emprendimiento convoca a los expertos en innovación para que participen como voluntarios en países emergentes. Max Gurvits, representante de esta iniciativa, conversó con Gan@Más acerca de los resultados que se lograron en la primera edición y el aporte que otorgaría al ecosistema innovador peruano.

¿En qué consiste el programa Entrepreneur in Residence?

Este es un programa que existe hace menos de un año. La primera edición fue en Europa, aproximadamente en mayo del año pasado. Logramos que 30 emprendedores colaboren con incubadoras y aceleradoras de Serbia, Albania, Macedonia y Bosnia-Herzegovina.

Es un programa de voluntariado que contribuye con el crecimiento del ecosistema de las startups brindando experiencias, a las personas involucradas, para que desarrollen comunidades de startups como las que hay en Londres, Nueva York, Silicon Valley, entre otros. La razón por la que hacemos esto es porque en lugares como Perú, así como en muchos países de Europa del Este, Medio Oriente y Asia, lo más difícil para construir compañías de tecnología, exitosas, es la insuficiente experiencia que hay en el mercado.

¿Quiénes participarían en el programa?

Preferentemente una persona por cada incubadora o aceleradora, socia del programa, que trabaje con Innóvate Perú y StartUp Perú y que tenga experiencia trabajando con incubadoras, aceleradoras, startups o inversionistas. Irían como voluntarias a países donde hay ecosistemas que aún están formándose como Serbia, Bosnia-Herzegobina, Macedonia, Albania y Vietnam, y donde opera el Programa Suizo de Emprendimiento. Espero que podamos iniciarlo lo antes posible, en abril o mayo. Tenemos ya gente en Estados Unidos y Europa que está emocionada por visitar el Perú como Entrepreneur in Residence.

¿Cuál fue la experiencia que dejó la participación de los 30 primeros emprendedores del Entrepreneur in Residence?

Ayudaron a los emprendedores locales a tener más confianza para contribuir con el desarrollo de sus emprendimientos. Ahora pueden dar consejos e ideas acerca de cómo se ven los negocios para la industria. El feedback que recibí es que la gente está más motivada y que su red de contactos se ha incrementado.

El problema con la tecnología es que se suele comparar con muchos otros negocios que no tienen un alto riesgo. Los emprendedores suelen construir un prototipo que el mercado toma como un usual aplicativo o página web. Entonces, los emprendedores que quieren desarrollar una startup no siempre saben qué es lo que el mercado necesita.

En ese sentido, ¿cómo percibe el ecosistema innovador en el Perú?

En Perú tenemos un ecosistema demasiado temprano. Hay mucho entusiasmo y deseo por hacer cosas interesantes, pero no hay la suficiente experiencia. Los reales resultados se podrán ver en dos o tres años, después de que las personas hayan concluido el primer ciclo, es decir, hayan construido compañías, haya más dinero de inversionistas y quienes participen en el Entrepreneur in Residence regresen para ser mentores para las startups.

Se dice que en el Perú hay mucha capacidad de emprendimiento, pero poca capacidad de innovación.

El emprendimiento no es un gran problema en la región. En el Perú hay muchos emprendedores que hacen cosas, venden cosas en la calle, eso no es un problema, pero las habilidades que necesitas para construir compañías tecnológicas son diferentes. Una de las diferencias que hay entre los emprendimientos tradicionales y los tecnológicos es que el ciclo de vida de las empresas tecnológicas es muy rápido, porque los aplicativos o páginas web se desarrollan en poco tiempo.

Acerca de los modelos de negocio que funcionan en otros países y algunos emprendedores los adaptan al nuestro, ¿cuál es su opinión?

Creo que es normal. Muchas soluciones que existen en el exterior ya se tienen aquí, como por ejemplo, las soluciones B2C como los repartidores de comida o empresas como Uber. Pero las grandes oportunidades se encuentran en las empresas B2B, las que desarrollan productos o servicios para otras empresas.

Si las empresas B2B se incrementan en el país, podría inferirse que el interés de los inversionistas también crecería.

Seguro que las ideas y los proyectos B2B son más atractivos para los inversionistas que los B2C porque los emprendedores que lideran este tipo de startups tienen que vender a un grupo limitado de consumidores.

Los inversionistas también tienen que aprender a invertir en empresas tecnológicas, ya que es muy diferente a invertir en empresas tradicionales porque el riesgo es mucho mayor, demanda de mucha más investigación y de desarrollar varios prototipos para analizar cuál es el mejor para el mercado al cual se quiere dirigir el emprendedor.

También influye la cultura de innovación, ¿cómo podría ir desarrollándose este tema en el Perú?

Perú lo está haciendo bien, pero la necesidad de innovar no es tan fuerte aquí. Puedes no innovar y seguir viviendo de forma tranquila ahora mismo, pero probablemente en 20 años ya no sea así. Hoy es el momento para hacerlo porque luego será muy tarde. Por el contrario, en países europeos todo está listo, por eso el ángulo competitivo es siempre en innovación. Precisamente, iniciativas como el Entrepreneur in Residence pueden facilitar la generación de una mayor cultura de innovación por la exposición de los emprendedores locales a experiencias en mercados con mayor desarrollo.

SUSCRÍBASE O LEA UNA REVISTA GRATIS AQUÍ

(Artículo publicado en la revista Gan@Más Edición 57)

Comparte en:

Vea también