“Una de las partes más difíciles de emprender es diseñar la idea”

10:32 10 Diciembre, 2018

Luego de viajar a California y cursar un programa de  MBA, en la Universidad de Stanford, y trabajar 15 años para una compañía de programación, Jorge Heraud, peruano de nacimiento, decidió que era momento de conformar su propia empresa.  Por ello cuenta cuáles son los primeros pasos que él siguió para lograr consolidarla.

Entre la primera dificultad que encontró Heraud era el no saber en cómo DISEÑAR la idea. “Comenzar de la nada es terrible, ya que cuando no hay nada de dónde establecerse es algo difícil. Y aquí viene una de las etapas más complicadas que es la de la búsqueda de ideas”, señaló durante la charla que brindó en el Open PUCP y organizada por CIDE-PUCP.

Entonces, al haber culminado el MBA comenzó su propia empresa llamada Blue River. La primera necesidad que encontró fue levantar dinero para cubrir los principales gastos de esta nueva empresa los cuales fueron en su mayoría costear los implementos para lo que quería realizar.

Está empresa estaría dedicada a armar un equipo químico tecnológico que permita detectar, aprender y diferenciar cada planta de un cultivo a nivel individual, para aplicar un herbicida y eliminar la hierba mala de los campos de cultivo.

Luego de ello Jorge Heraud y su equipo diseñaron su primer prototipo, con los conocimientos de Machine Learning que también había adquirido en este último curso. “Comenzamos a hacer las pruebas en la parte complicada que era lograr el diseño y de planos. Y eso es lo que siempre recomiendan, comenzar por la parte que implica más trabajo”, dijo.

Para Jorge Heraud el hecho de haber decidido formar su compañía es algo que logró pero que considera que no le tomó mucho esfuerzo. Este modelo del proyecto comenzó a generar mucho interés entre empresarios agropecuarios por lo que decidió establecer su invento en estado de patentes la cual le permitiría conseguir fondos. 

 “Un ejemplo puede ser que por 20 años vendes el modelo de tu invento, y das a conocer al mundo sobre tu Innovación. Y esto también puede servir para levantar los fondos que deseas para producirlo por ti mismo luego del retorno de esta patente”, señaló.

Para el caso de la NEGOCIACIÓN de las patentes que Blue River ofrece, Jorge Heraud recomienda que generalmente no se hable sobre ello hasta que exista una inversión, ya que estas son muy valiosas.

“La única manera de reconocer qué tanto valor tiene una patente es lograr conocer qué tan efectiva es apropiar a otras compañías y esto no se llega a saber hasta mucho después cuando hay un juicio sobre las patentes”, mencionó.

Respecto al proceso de VALORIZACIÓN de una Startup propia mencionó que es un proceso interesante y complejo.

“La realidad es que uno debe saber que el valor de una compañía es el valor de todo tu negocio. Porque uno lo que tiene es propiedad única y no hay una manera de ponerle valor a una cosa única. La mayoría de empresas para realizar una valorización es comparar con otras compañías que son más o menos parecidas”, sugirió.

Entre esta comparación, Jorge Heraud señaló que se debe tomar en cuenta la cantidad de empleados con los que cuenta, el número de clientes con los que cuenta, la experiencia y el progreso que han tenido, entre otros.

Cabe destacar que en el 2017, John Deere –una de las empresas globales líderes en el sector agroindustrial- invirtió US$ 305 millones de dólares en la adquisición de Blue River Technology,

Heraud al tener todo su emprendimiento ubicado en Estados Unidos, también resaltó el valor e IMPORTANCIA de la familia en el desarrollo de una Startup en otro país. 

“Una de las dificultades de emprender en Estados Unidos o en un país que no es el tuyo es no contar con familia en esa nación. Una empresa es algo familiar, siempre vas a necesitar apoyo en caso de tenga otras responsabilidades”, sostuvo.

(Por Roberto Villena)

Comparte en:

Vea también