Solo 14 Mypes se han beneficiado de incentivos tributarios para I+D+i hasta la fecha

18:28 10 Diciembre, 2019

La renovada Ley de Beneficios Tributarios —que ahora otorga mayores ventajas a las mypes— fue relanzada por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), junto al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Ministerio de la Producción (Produce), el Instituto Tecnológico de la Producción (ITP) y la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat). Ello, luego de que mediante Decreto de Urgencia N° 010-2019, publicado el último 30 de octubre, fuera ampliada hasta el 31 de diciembre del 2022 la vigencia de la norma.

La Ley 30309 —Ley que promueve la Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación Tecnológica— fue promulgada en marzo de 2015 y establece una deducción adicional en el Impuesto a la Renta para empresas que efectúen gastos en proyectos de investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación tecnológica (I+D+i). El Concytec califica el carácter innovador de los proyectos, como ente rector de la ciencia y tecnología en el país, a través de procesos de selección llevados a cabo por evaluadores externos.

En tal sentido, en el “Conversatorio Incentivos Tributarios a la I+D+i: Principales Modificaciones a la Ley Nº 30309” —llevado a cabo en la Cámara de Comercio de Lima— la presidenta del Concytec, Fabiola León-Velarde, expuso un balance de la aplicación de la norma.

A octubre de este año, y desde su promulgación, en el marco de la ley fueron calificados 68 proyectos, que han comprometido gastos en I+D+i desde las empresas por S/137’727,527.29. A la fecha, 58 firmas han accedido al beneficio tributario, 14 de ellas son mypes.

“Durante los dos primeros años de la aplicación de la ley, 2016 y 2017, tuvimos 30 proyectos de I+D+i calificados y/o autorizados, y en lo que va del periodo 2018-2019 ya hemos aprobado otros 38 proyectos adicionales. Resulta estimulante que la aplicación de esta ley en Perú supere las experiencias similares de algunos países de la región como Chile y México, los cuales durante sus dos primeros años autorizaron 11 y 10 proyectos de I+D, respectivamente”, señaló León-Velarde.

El evento también sirvió para mostrar en detalle dos casos de éxito en el marco de la norma: el de Ilender, empresa grande de productos pecuarios, y el de la mype Inbiomedic, centro de medicina predictiva.

Asimismo, en el encuentro también participaron el viceministro de Mype e Industria José Antonio Salardi; Domingo Neyra López, gerente de Estrategias de la Intendencia Nacional de Estrategias y Riesgos de la Sunat; Sergio Rodríguez Soria, director ejecutivo del ITP; y Miryam Yepes Salazar, directora de la Dirección de Inteligencia Económica y Optimización Tributaria del MEF.

Modificaciones a la ley

Entre los principales cambios a la renovada ley, se cuentan los referidos a la deducción tributaria adicional.

Los contribuyentes cuyos ingresos no superen las 2 300 UIT podrán deducir en IR el 215% (100% + 115% de deducción adicional) de su inversión si el proyecto es realizado en el país o el 175% (100% + 75% de deducción adicional) si lo realizan centros de I+D+i fuera del Perú.

Mientras que los contribuyentes cuyos ingresos superen las 2 300 UIT podrán deducir en IR el 175% (100% + 75% de deducción adicional) de su inversión si el proyecto es realizado en el país o el 150% (100% + 50% de deducción adicional) por proyectos desarrollados fuera del Perú.

Produce

El viceministro Salardi afirmó que, con la ampliación de la Ley hasta el 31 de diciembre del 2022, el Produce trabajará de la mano con las mypes, y de esa manera el beneficio de la ley tendrá un mayor alcance a favor de estos gremios y de la innovación en nuestro país.

“Contamos actualmente con 66 proyectos, esperamos que se multiplique por muchas veces más -esta cifra- en los próximos años. Ello implicará a su vez una mayor labor de promoción y difusión, para que se haga extensivo a más mypes”, resaltó. Agregó que se estima que los proyectos I+D+i involucren a actividades textiles, acuícolas y agroindustriales, de las mypes, a nivel nacional, “dependiendo de las potencialidades que tenga cada región”.

“Es un gran desafío acercarnos más a países de vanguardia, donde se invierten miles de millones de dólares en proyectos I+D+i, pero estamos avanzando. Confiamos que en medida que el Estado y la empresa se articulen mejor de manera conjunta, vamos a obtener mejores resultados”, precisó el viceministro Salardi.

Comparte en:

Vea también