Silabuz: La startup peruana que está acortando la brecha de talento tech en Latam

12:03 4 Mayo, 2022

La escasez de profesionales tecnológicos, un mal endémico en el Perú y América Latina, se acentuó durante la pandemia de coronavirus por el impulso que se le dio a la transformación digital de las empresas. El fenómeno se vio agravado, además, porque el contexto sanitario amplió las posibilidades de contratación bajo formato remoto, lo que fue aprovechado por ecosistemas tecnológicos más desarrollados para absorber talento tech de la región.

En particular, en el mercado peruano, se estima que la brecha digital fue de más de 20.000 puestos de trabajo en el 2020, cuando en 2019 había alcanzado los 17.000, según una investigación de Procomer – Oficina Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica, que además reveló que el Perú es el quinto país en América Latina con mayor demanda de perfiles TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Asimismo, según el BID, tan solo en el segmento de programadores se estima una brecha de más de 1.000.000 de profesionales para cubrir las necesidades de la región para 2025.

 

“Es indudable que existe la brecha, pero lo que a veces se omite es que muchos programadores y especialistas en desarrollo de software se quedan sin trabajo porque los equipos de Recursos Humanos de nuestros países no tienen cómo evaluar sus competencias”, afirma Alejandra Puente, cofundadora y Chief Marketing Officer de Silabuz, una startup que, desde una trayectoria ligada a la enseña de programación para niños y jóvenes, ahora ayuda a las empresas a re-entrenar y reclutar a su equipo técnico.

“Mientras Google y Amazon ya no piden título universitario como condición para contratar programadores, en nuestros países piden inglés avanzado, años de experiencia y títulos universitarios, lo cual es una manera muy anticuada de reclutar”, refuerza Puente, quien, tras una 15 años en el ejercicio del periodismo, se unió a la compañía en 2020 para formar parte de la transformación digital de Silabuz, que hasta ese momento ofrecía un servicio cien por ciento presencial.

 

La startup se propuso desde su fundación cerrar la brecha de talento tecnológico en Latinoamérica, primero con la enseñanza de programación en escuelas y ahora, luego de un reenfoque, con la ampliación de sus servicios para ayudar a empresas a reclutar, retener, re entrenar y escalar el talento tecnológico de sus equipos de trabajo.

Silabuz nació en el 2017, de la mano del ingeniero industrial peruano Alonso Mujica, actualmente CEO de la compañía, con el propósito de incentivar a que más estudiantes se inclinaran por carreras tecnológicas. En estos casi seis años, más de 25.000 alumnos pasaron por sus cursos.

El reenfoque del core de la compañía hacia las empresas es algo que, en cierta forma, estaba previsto desde su creación. “Ahora lo vemos como un desenvolvimiento natural de nuestra misión de siempre: ofrecer una salida al fenómeno tan negativo de, por un lado, tener una demanda insatisfecha de profesionales tech, y del otro, colaboradores con ese perfil desocupados o trabajando en áreas donde está sub aprovechado su potencial recibiendo salarios no acordes a su perfil”, explica la directora de marketing de la startup.

 

La propuesta para las empresas

En pocos pasos, la startup examina el mapa de talento técnico disponible en la compañía que la contrata y lo evalúa en función de los desafíos que se ha propuesto el negocio.

Tras ese diagnóstico, examina a detalle a cada colaborador del sector tech de la empresa, propone y lleva a cabo las acciones necesarias para reorientar, escalar, reentrenar o reubicar al talento existente. Si aún después de este proceso sigue siendo necesario el reclutamiento de más talento, Silabuz acompaña a la empresa en todo el proceso para que de una manera rápida, transparente y segura fiche el perfil que necesita.

Las empresas que contratan el servicio de Silabuz pueden disminuir entre US$ 2.500 y US$ 3500 el costo de reclutamiento por puesto, en un contexto de mercado donde un headhunter se puede llevar hasta 1,5 sueldos de comisión por el match.

En Silabuz son conscientes de que muchas veces ocurre que un profesional no tiene el 100% del perfil técnico solicitado pero sí tiene el 80 o 90%, lo que representa una brecha que se puede solucionar con un curso de un mes para alcanzar el perfil requerido.

La startup inició la ampliación de sus servicios a empresas en agosto del año pasado. Desde esa fecha, ya ha capacitado a más de 200 jóvenes profesionales y trabajado con 10 empresas de tecnología en 5 países, la mayoría en el primer trimestre de este año, en distintas empresas.

 

Con su propuesta de valor, Silabuz ha alcanzado una performance de más de 80% en nivel de satisfacción de sus clientes y 94% en logros de aprendizaje.

Sus perspectivas de crecimiento se apoyan, por un lado, en la trayectoria de un revenue que creció 30% todos los años desde su fundación, y por el otro, en la visión de que la demanda de profesionales no va a parar porque la transformación digital no se va a detener.

En respaldo de esta mirada, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) advirtió que para el 2025 la industria del software empleará a más de 1,2 millones de programadores en Latinoamérica.

Silabuz participó de distintos programas de aceleración e inversión ángel, lo que le permitió acceder a inyecciones de capital por un total acumulado de 300.000 dólares.

La startup, que se perfila como empresa global, se encuentra inmersa ahora en lo que se convertirá en un nuevo hito de su desarrollo: su reciente desembarco en México que tiene la aspiración de que el país azteca termine concentrando el 70% de los negocios de la empresa en la región.

Comparte en:

Vea también