Samuel Dyer: “Si no se prorroga la Ley de Promoción Agraria sería como parar a un jet que está despegando”

12:04 29 Mayo, 2016

“La Ley de Promoción Agraria debe prorrogarse, después del 2021, porque sino será como parar a un jet que está despegando”, dijo Samuel Dyer, presidente de directorio de la empresa Camposol, en el marco del conversatorio  “Fuerza del Milenio: Perú, los frutos de la innovación”, dirigido por Gabriela Frías, conductora del programa Fuerza en Movimiento de CNN en español.

Dyer agregó que el Perú todavía no hace ni el 5% de lo que tiene por hacer en materia de agroindustria, razón por la cual es importante continuar con la ley que no solo impulsa al gran inversionista sino también al mediano y pequeño.

Como se recordará esta ley fue dada en el gobierno de Fujimori, por un lapso de 10 años, prorrogada por el gobierno de Toledo hasta el 2021 y entre sus alcances están los incentivos tributarios a las empresas agroindustriales, entre ellos, el pago del 15% de Impuesto a la Renta. Asimismo, las empresas pueden depreciar, a razón de 20% anual, el monto de sus inversiones en obras de infraestructura hidráulica y obras de riego que realicen durante la vigencia de la Ley.

“Yo sí estoy muy confiado en que el Perú, a largo plazo, va a exportar más productos agrícolas que otros países. La minería es importante, muy importante para generar riqueza y divisas, pero el sector agroindustrial genera mucho empleo y mejores condiciones de vida en la base social de la pirámide”, dijo Dyer.

(LEA También: Conductora de CNN Gabriela Frías grabó un especial sobre el potencial de la agroindustria peruana)

Refirió que Perú está logrando una agricultura moderna, con alta tecnología por muchos factores, entre ellos, las ventajas competitivas como tierra, agua, y la capacidad de la gente. “Tenemos una buena gente. Los extranjeros que visitan Camposol se quedan impresionados, a pesar de la mala educación que todavía hay en el país, pero la capacidad e inteligencia de nuestros trabajadores es de respetar”.

Señaló que tanto la Ley de Promoción Agraria como el descubrir la capacidad agrícola del país, combinadas con la buena tecnología en el uso del agua y la infraestructura instalada que aunque falta mucho por hacer, se ha avanzado grandemente, harán que el Perú sea un proveedor de alimentos de talla mundial. “Nosotros visionamos que si seguimos en este ritmo, en 20 años estaremos entre los 5 primeros productores de alimentos del mundo”.

Dijo que esta ley ha permitido formalizar la mano de obra que trabaja en la agroindustria. “Hoy el 100% de trabajadores tiene salario fijo, fondo de pensiones, se respetan sus derechos sindicales, tienen CTS y lo más importante, en Camposol, se les ha especializado tanto que más del 50% gana más del doble del sueldo mínimo y contamos con una plana estable de alrededor de 10 mil colaboradores”.

Dyer comentó que algunas empresas como la suya, ya están construyendo ciudades para sus trabajadores. “Hay tanto trabajador que viene de fuera y que no tiene casa, en nuestros picos llegamos a tener 15 mil trabajadores, que estamos haciendo alrededor de 5 mil casas. Sí hay progreso para ellos y además también son sujetos de crédito”.

Ciencia, Tecnología e Infraestructura

El presidente de directorio de Camposol, dijo que dedicarán el 2% de sus ingresos a ciencia y tecnología. “Para sembrar en el desierto, hay que investigar. Perú tiene 300 microclimas y por ejemplo, todos creen que Camposol tiene la plantación de arándano más grande del mundo, pero esto fue un trabajo científico de 4 años, se probó 15 variedades, se hizo un instituto de científicos, no hemos improvisado. Somos emprendedores por naturaleza y tenemos talento”.

Señaló que el estado tiene que hacer más todavía como desterrar la corrupción que es el cáncer que tiene el país y la lucha contra el crímen que se tiene que desterrar para tener seguridad.  “Con esa plata que se ahorra se pueden construir más carreteras, puertos y aeropuertos. Por ejemplo, Camposol ha cambiado su negocio estratégico y hoy día hemos pasado de hacer conservas a ofrecer solo productos frescos porque allí está el valor, pero para eso se necesita mejor y mayor infraestructura que nos permita sacar nuestros productos lo más frescos posible”.

Innovación y emprendimiento

Dyer dijo que si se quiere ser empresario en el Perú se tiene que trabajar con pasión. “Nosotros somos emprendedores y yo tengo la suerte de presidir algunas asociaciones de empresas familiares. El año pasado llenamos el estadio de San Marcos con 50 mil emprendedores para hablar de lo que hay en el país, de nuestro potencial, pero queremos un país justo y desarrollado”.

Finalmente comentó que los emprendedores quieren un país inclusivo, con una economía abierta y oportunidades para todos con más tecnología y ciencia, evitando el mercantilismo, la corrupción y las mafias. “Ese es el futuro de nuestro país y hay que trabajar para lograrlo. Hacer emprendimiento no significa ser egoísta, siempre hay que ponernos la bandera del Perú”.

Comparte en:

Vea también