LA IMPORTANCIA DE DORMIR BIEN

12:26 2 Septiembre, 2013

Habemos muchas personas que no le damos importancia a nuestro sueño y a la calidad del mismo. Si usted es de los que se acuesta listo para entregarse a los brazos de Morfeo, pero al despertar siente que no descansó bien, es posible que no esté teniendo un sueño reparador, importante y necesario para vivir con buena salud.

La cantidad de horas que duerma no es trascendente, algunas personas se sienten bien con 6 horas y otras necesitan 10. Se señala que lo mínimo deben ser 8 horas, pero lo importante es cómo la persona siente que es su sueño más que la cantidad de horas que duerme.

Por lo general, las personas que duermen mal suelen presentar: irritabilidad, mal humor, depresión, dolores de cabeza, falta de concentración, menos capacidad para manejar situaciones estresantes o retener información nueva, baja capacidad para defenderse de enfermedades, cansancio permanente, somnolencia diurna (“cabeceos” en el escritorio), menos capacidad creativa, etc.

Peor aún, si una persona duerme sistemáticamente menos de lo que necesita, el déficit de sueño a largo plazo puede contribuir a la aparición de enfermedades permanentes y peligrosas como la diabetes. También contribuye al mal funcionamiento del sistema inmune, obesidad y problemas cognitivos (dificultades para almacenar y mantener información en la memoria).

Sumado a todo esto, estudios re- cientes señalan que cuando se restringe el sueño aumentan los niveles de Grelina, una hormona que estimula el hambre y reduce el gasto energético promoviendo la retención de grasa.

Tome conciencia de esto y si cree que no duerme bien, empiece a realizar los cambios que necesita.

 

TIPS PARA AYUDARLE A MEJORAR SU SUEÑO

1  Antes de  acostarse: No coma alimentos pesados o de difícil digestión, si lo hace, espere un par de horas para asimilarlos. Tampoco se vaya a dormir con el estómago vacío porque el hambre no lo dejará dormir.

2  Ducha de agua tibia: Una ducha antes de dormir le ayudará a relajarse y conciliar mejor el sueño.

3  Si le gusta la leche: Puede tomar un vaso antes de acostarse. La leche contiene un aminoácido llamado Triptófano que se encarga de sintetizar la hormona Melatonina, sustancia implicada en la inducción del sueño.

4  Trate de hacer ejercicios: Al menos caminar media hora antes de dormir será un buen ejercicio para garantizar un sueño más profundo y reparador.

5  Revise su colchón y almohada: Es importante tener un buen colchón, firme y que conserve su forma,  de ser posible ortopédico. La almohada también debe tener la altura correcta para no generar tensión en el cuello y para mantener la espalda alineada.

6  Corrija su postura: Si está acostumbrado a dormir boca abajo deje de hacerlo porque esa postura no facilita la respiración. Es preferible dormir de costado y si puede, coloque una almohada entre las piernas a la altura de las rodillas, así nivelará la posición de su columna.

 

Comparte en:

Vea también