LA FIESTA QUE SE CONVIRTIÓ EN UN NEGOCIO

13:02 1 Julio, 2013

Para muchos el armar una fiesta infantil para sus hijos, o cualquier evento, puede ser emocionante, aunque en algún momento puede llegar a ser estresante por todo lo que implica organizarlo. Sin embargo, para Cristina Puma esta actividad es parte de su vida diaria, desde hace siete años. Ella es dueña de Moira, empresa que se dedica al diseño de eventos para el público infantil y adulto.

Su negocio empezó de la manera más sencilla. Fue al celebrar el primer año de su hija. “No cabe duda que cada niño trae un pan bajo el brazo, y aquí encaja de manera perfecta”, dice Cristina. Es que si bien, por esos momentos, su única intención era festejar, como toda madre orgullosa ese momento inolvidable, no pensó que le generaría el negocio de su vida.

Recuerda que en esa época no disponía de tiempo para organizar la fiesta de su hija porque trabajaba como ejecutiva de una editora internacional. Su idea inicial fue contratar a una persona o empresa que se encargara de todo, es decir, desde elegir las golosinas hasta la popular “hora loca”, que por esos tiempos ya empezaba a ponerse de moda.

Cristina es una madre exigente y lo que había pensado para celebrar a su hija no lo encontraba por ningún lado. “En mi búsqueda me di cuenta de que no había en el mercado lo que yo buscaba. Puedes encontrar algunas empresas que se encarguen de la torta y el buffet pero no se encargan al mismo tiempo de conseguir el lugar para la fiesta ni la decoración. Yo necesitaba todo eso”, señala la empresaria.

Es así como toma la decisión de, ella misma, organizar la fiesta, aunque no disponía de tiempo, pero se vio empujada por el amor que le inspiraba su hija. Entonces el cumpleaños de su pequeña se convirtió en su experimento: era el primer paso de su negocio.

Todo resultó como esperaba. Aunque le costó trabajo, se dio cuenta que le gustaba hacerlo, puso todo su empeño y encontró para la fiesta desde el local que había soñado, hasta el caramelo más delicioso que sabía que los invitados disfrutarían.

Luego de esa primera experiencia, el bichito del negocio propio empezó a zumbar hasta dar su pinchazo final. ¿Por qué no hacerlo?, se preguntó. Como su aventura no la quiso iniciar sola, llamó a su amiga publicista, Claudia Corsino, y dieron forma al proyecto del negocio.

De esa manera nace Moira, que deriva de un vocablo griego que significa destino. “Creo que de cierta manera lo que hago influye en el destino de las personas”, comenta.

La razón de ser de su negocio es una. Que los padres solo se preocupen por festejar y verse bien el día que celebren el onomástico de sus hijos. El trabajo fuerte, el diseño y todo lo que ellos desean déjenselo a Moira. ”Ellos tienen mucho por hacer ese día, al igual que los niños, sonreír y verse bien ante las cámaras”.

Cómo captar clientes 

Ahora venía la parte más difícil: captar clientes. “Cuando empiezas un negocio, no eres nadie, solo te conoce tu familia y tus amigos. Y fuimos nadie por mucho tiempo”, nos comenta Cristina.

Como decidieron dejar de ser “nadie” postularon al Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor (CIDE) de la Universidad Católica como proyecto. “Allí nos lanzaron a la piscina. Empezó la difusión del negocio en medios y de esa manera nos llegaron los clientes”.

Invirtió un capital con el cual pudo contactar a sus proveedores. Pero la nueva aventura le demandaría más tiempo por lo que dejó su trabajo. Poco a poco la empresa fue dando frutos, ya se podía decir que estaba marchando.

“Moira ya servía para solventar mis gastos pero consideraba que debía no solo ser empresaria sino también prepararme, por lo que decidí estudiar gestión empresarial para tener una visión de qué hacer en el futuro”, recuerda Cristina.

Cuando el negocio comenzó hacía falta tener una oficina donde manejar la empresa, y el CIDE se la proporcionó durante dos años. Luego el crecimiento del negocio le permitió independizarse.

“Es mucho lo que tienes que revisar. Si hablas de una fiesta infantil ya no solo se trata de pensar en la torta, bocaditos, piñatas, sorpresas y animación. Ahora los niños quieren más, por ejemplo, una chicoteca o si es una niña tal vez quiera que se incluya un mini-spa con peinados, caritas y uñitas pintadas. Y todo esto lo podemos hacer”, dice Cristina.

Viendo mercados 

Aunque Cristina comenzó solo con fiestas infantiles, desde hace algunos años amplió sus horizontes. “La decisión de mi empresa es especializarnos en niños, para ello tenemos cuatro tipos de eventos: cumpleaños, bautizos, fiestas temáticas y fiesta de promoción infantil para el caso de inicial con niños de cinco años. Es interesantes ver la demanda que encuentras cuando te enfocas en niños”, reflexiona, ya que ella sabe, como madre, todo lo que se puede invertir por ver a un hijo feliz.

Así, Moira se puede definir de una manera muy sencilla. Y es que en base a ser una empresa que busca ofrecer una solución integral para sus clientes, no es una Weeding Planner sino una Kids Party Planner. Suena lindo.

“Mi negocio no está en producir cada uno de los servicios, sino en mejorar la búsqueda de proveedores para ofrecer una fiesta producida y de alta calidad. Esa es mi premisa”, subraya.

Por ello, Cristina dice que lo que ofrece Moira es el diseño y la conceptualización personalizada de la fiesta del niño, búsqueda del local, implementación y ejecución del evento, supervisión durante el mismo y asesoría antes, durante y después del evento.

Proyecciones 

El crecimiento de Moira se siente. Solo basta recordar que en el 2010 realizaba cuatro eventos al mes y ahora organiza hasta diez. Pero ella busca más y están tras la meta de que sean 20.

Esto a su vez permite que su equipo de trabajo crezca. En la gestión trabajan tres personas y sumadas al equipo de proveedores llegan a estar 30 personas involucradas en la gestión y producción del evento.

 

Pero los planes no se detienen y Cristina quiere expandirse. Por ello, tras realizar una investigación de mercado, se encuentra en la búsqueda de un inversionista ya que tienen un plan de negocios nuevo y muy atractivo. “Estaremos tocando puertas de fondos de inversión”, dice Cristina, quién es un ejemplo de que la idea de un negocio puede llegar en el momento menos esperado.

Comparte en:

Vea también

Últimas Noticias Ver todas

14:50 18 Junio, 2021 / Comercio exterior

Envíos de envases y embalajes presentaron crecimiento

07:01 18 Junio, 2021 / Empresa

Cómo alcanzar el liderazgo digital empresarial

16:30 17 Junio, 2021 / Gestión del Talento

¿Cómo lograr la reinserción laboral?