Jóvenes investigadoras buscan construir una base análoga de Marte en las Pampas de la Joya

06:42 28 Mayo, 2015

Andrea Lazarte y Mónica Abarca son dos de las fundadora de The Mars Society Peru partícipes de las expediciones que esta organización, de EE.UU., realiza al desierto de Utah para investigar y recrear futuras expediciones a Marte y promotoras de contar con una base análoga a este planeta, también en Perú. “Fuimos la primera tripulación peruana en viajar a Utah, luego hubieron 3 más y una cuarta que fue mixta, es decir con participación de personas de todo el mundo”, dijo Andrea, en el marco del I Congreso Internacional de Tecnologías Exponenciales (GIC Perú 2015).

Andrea agregó que la investigación principal que realizaron en ese desierto y como estudiantes de ingeniería aún, se centró en hacer módulos de datos meteorológicos que probaron en campo para que en el futuro se puedan seguir desarrollando y ver cómo funcionan para poder usarlos cuando alguna expedición viaje a Marte y se instale allí. “Nuestra labor también fue de hacer actividades vehiculares y probar distintos medios de transporte para astronautas heridos y ver cuál sería el más adecuado ante una situación real en Marte”.

Explicó que cada expedición debe realizar algún tipo de investigación y presentarla luego de su permanencia en la base. Por ejemplo, la segunda expedición de peruanos continuó el estudio de ellas para las camillas de transporte de heridos y probó con “camillas bicicletas”. La tercera probó un dispositivo, a manera de exoesqueleto, que se manejaba con sensores para poder permitir al astronauta moverse de una manera más fácil y ágil considerando que el peso del traje y la gravedad que hay en Marte (tercera parte de la que hay en la Tierra) no lo hace fácil.

La tripulación mixta se centró en distintas investigaciones haciendo modelos de drones similares a los que actualmente ya se usan en Marte, probando velocidad, pendiente, movimiento, etc. “También hicieron monitoreos y estudios en el invernadero que tienen en la estación, básicamente cultivos y plantas que producen oxígeno y en una expedición futura esperan probar con especies de quinua para ver cómo se comportan en esos ambientes”.

Monica, Ingeniera mecatrónica de la PUCP, señaló que abrirán la convocatoria para el siguiente grupo de tripulación peruana que quiera vivir esta experiencia de investigación en EE.UU. “En la Tierra existen ambientes análogos a Marte que nos permiten tener mejor conocimiento del planeta rojo, para tomar futuras decisiones con equipos que se quieran enviar a Marte. En el mundo hay varias estaciones de NASA, no solo análogas a Marte sino también a la Luna”, dijo.

Refirió que The Mars Society tiene dos bases, una en el desierto de Utah, EE.UU. y la otra en Devon Island en Canadá. Existen otras estaciones en Hawai y Rusia pertenecientes a otras organizaciones.

Base Análoga en Perú

Mónica comentó que el próximo proyecto de The Mars Society Peru es lograr construir una base análoga de Marte en Perú, específicamente en el desierto de las Pampas de la Joya, en Arequipa. “Estamos trabajando con varias instituciones, principalmente con NASA representada por el Dr. Julio Valdivia, con The Mars Society en EE.UU. representado a nivel latinoamericano por el Dr. Alejandro Díaz, quien promovió que estudiantes peruanos hagan investigación en EE.UU., y también contamos con el apoyo de la PUCP”.

Señaló que los suelos de esa región son muy similares a los que se han estudiado en Marte y el área de interés es de 96 km2. “Su condición de desierto hiper árido, baja concentración de materia orgánica, bajos niveles de microorganismos, geomorfología similar, lo hace análogo a Marte, mucho más que otras lugares donde existen estaciones actualmente. Tenemos que impulsar que Perú tenga esta estación y que vengan investigadores de todo el mundo a hacer sus trabajos”.

Finalmente resaltó que ya cuentan con el diseño de la estación basado en planos de The Mars Society de Australia: dos pisos, en el segundo nivel viven los tripulantes y realizan sus actividades internas y en el primero es donde realizan sus investigaciones. En el garaje estaría el invernadero y el almacén de comida y en otro espacio estarían los generadores para poder tener electricidad en la estación. “La idea de la simulación es que sea similar a como se da en otros lugares, principalmente los protocolos de simulación deben ser muy estrictos. No se puede salir de la estación sin el uso de un traje, solo se sale con propósitos científicos y se tiene que consultar con la persona que lidera el equipo. También se debe racionalizar los recursos. Por ejemplo nosotras cuando llegamos teníamos que contabilizar la comida que teníamos para hacerla durar durante el tiempo que durara el proyecto ya que si se terminaba no habría de dónde sacar más”.

Comparte en:

Vea también