Gobierno afirma que el marco regulatorio para las Fintech será dinámico y flexible

07:12 2 Agosto, 2019

El Plan Nacional de Competitividad y Productividad 2019-2030 (PNCP), publicado recientemente por el Gobierno, en la parte del Financiamiento contiene una medida de política referida a la regulación de la industria Fintech.

El PNCP destaca que la innovación y el surgimiento de emprendimientos tecnológicos en la industria de los servicios financieros representan una oportunidad para atender a la población y unidades empresariales que se encuentran excluidas del sistema financiero tradicional. “El potencial de las Fintech se pone de manifiesto al implicar una reducción de los costos operativos de intermediación financiera, un aumento de la competencia en la industria, y la corrección de las persistentes asimetrías de información que limitan el acceso a fuentes de financiamiento productivo”, refiere el documento.

En el Perú, de acuerdo con información del BID y Finnovista, las Fintech han comenzado a expandirse de forma dinámica, siendo uno de los países que exhibe las mayores tasas de crecimiento de este tipo de negocios entre los años 2017 y 2018 en toda la región (256%), situándose únicamente por debajo de Panamá (500%).

 

“Este contexto de alto dinamismo, pone en relieve la necesidad de abordar la problemática vinculada a la ausencia de reglas claras que delimiten el accionar de estos nuevos negocios y los servicios que ofrecen tanto a personas como a empresas. En efecto, los datos recogidos por el BID y Finnovista también muestran que el 42% de las Fintech en el Perú manifiestan que si bien no existe regulación específica para su industria, sí la requieren para continuar expandiéndose hacia nuevos segmentos”, afirma el PNCP publicado mediante un Decreto Supremo del MEF.

Desde fines del 2018, el Perú ha registrado avances regulatorios en materia de Fintech en el marco de la Alianza del Pacífico, donde los países miembros han establecido objetivos y principios comunes que brinden orientación a las políticas internas en este ámbito. Entre los principios, se describe que la regulación Fintech debe poseer flexibilidad suficiente para brindar reglas con un enfoque basado en actividades y servicios ofrecidos, así como neutralidad tecnológica y una adecuada proporcionalidad que otorgue protección al consumidor y estabilidad al sistema financiero.

En este sentido, el Gobierno plantea una medida de política que brinde un marco regulatorio dinámico y flexible para el adecuado desarrollo de la incipiente industria de servicios financieros intensivos en tecnologías de información. El hito inicial en esta materia es la aprobación del dictamen del Proyecto de Ley que Regula el Financiamiento Participativo Financiero (también conocida como crowdfunding. Este proyecto fue presentado por el Gobierno al Congreso en mayo desde este año).

Posteriormente, agrega el PNCP, a medida que otros segmentos de la industria Fintech comiencen a madurar, se realizarán propuestas legislativas para regular otros servicios vinculados a plataformas de pagos, cambios de divisas, factoring, entre otros. “En el mediano plazo, el enfoque regulatorio debería apuntar hacia la constitución de una innovadora Plataforma Regulatoria Fintech que permita a las empresas operar de forma temporal bajo ciertas reglas que limitan aspectos como el número de usuarios o el periodo de prueba de los productos. Se espera que esta medida brinde certeza jurídica a inversionistas y empresas, y otorgue protección al usuario final para un adecuado desarrollo de la industria Fintech”, finaliza el documento.

Comparte en:

Vea también