“El sector privado debe escalar la inversión que se hace en emprendimiento e innovación”

07:36 9 Diciembre, 2019

Perú es uno de los países con mayor actividad emprendedora, según cifras del BID, no obstante, gran parte de empresas que se crean mueren antes de cumplir un año debido a una gran brecha de innovación. Por ello desde hace varios años el programa de Innóvate Perú del Ministerio de la Producción trabaja en potenciar el ecosistema de emprendimiento en el país, a través de una serie de concursos a nivel nacional para el cofinanciamiento de proyectos de investigación, desarrollo e innovación. Gan@Más entrevistó a Gonzalo Villarán Elías, jefe de la Unidad de Desarrollo y Gestión del Conocimiento de Innóvate Perú para conocer más sobre los resultados del programa y su impacto en el ecosistema de emprendimiento peruano.

¿Cuál ha sido el desarrollo del ecosistema de emprendimiento peruano?

Ha evolucionado mucho en los últimos cinco años, en este periodo hemos financiado a más de 500 Startups, a 24 incubadoras y aceleradoras de negocio que son entidades de soporte a los emprendedores a través de servicios especializados, y se han incorporado otros actores como las redes de inversionistas ángeles, fondos de capital emprendedor, tanto nacionales como extranjeros, y también una serie de actores que dan servicios especializados a los emprendedores como estudios de abogados. Entonces en los últimos cinco años ha habido una evolución explosiva del ecosistema porque ha crecido mucho y se están consolidado los actores importantes que lo componen.

(LEA También: Innóvate Perú: “La prioridad en el 2020 será impulsar los ecosistemas regionales”)

¿Y cómo está en comparación a otros ecosistemas de países de la región?

Digamos que los estamos alcanzando porque hay que mencionar que todo el tema de la ayuda pública al emprendimiento e innovación empezó recién en el 2013 y 2014 y ya en otros países, como México, Brasil, Chile, había empezado 15 años antes. Estos temas han evolucionado más rápido en esos países porque tienen más tiempo de apoyo. pero, sin embargo. lo bueno es que nosotros hemos podido capitalizar las lecciones aprendidas que han tenido estos países que nos ha permitido un crecimiento rápido y parejo justamente implementando todos estos conocimientos que ya han tenido estos otros países.

¿Desde Innóvate Perú cómo están impactando a los actores del ecosistema?

Estamos impactando positivamente desde el 2007 año que empieza a funcionar Innóvate Perú, antes se llamaba el FINCyT. Desde el 2007 a la fecha hemos financiado más de 3500 proyectos de innovación con una inversión aproximada de 1000 millones de soles de los cuales 650 ha puesto Innóvate Perú y los 350 millones restantes los privados que han participado en los proyectos. En este sentido, también ha habido un apalancamiento importante de fondos por parte del sector privado hacia el sistema de innovación. Estos 3500 proyectos han movilizado a más de 10500 instituciones y más de 40000 actores del ecosistema en torno a la innovación.

De esas empresas financiadas, ¿cuántas están vendiendo en el mercado?

Yo diría que arriba del 80%, estas empresas han generado casi 3000 empleos con un sueldo promedio de más de 2000 soles. Han generado más de 176 millones de soles de ventas con lo cual ya solo a través del IGV se va recuperando dos tercios de la inversión que ha hecho el Estado y también han recibido un número importante de inversión privada, más de 100 millones, tanto nacional como extranjero.

En general ¿Cuál sería el balance sobre el programa de Innóvate Perú?

Creo que es un balance sumamente positivo. No lo decimos nosotros, sino todas las investigaciones que se hacen. El gobierno, a través de Innóvate Perú, es un gran impulsor del ecosistema de innovación y emprendimiento, tanto, a través, de los financiamientos a empresas, a emprendedores a entidades de soporte, a incubadoras, aceleradoras y a otros actores. Entonces por la cantidad de proyectos, la cantidad de entidades y actores que se han movilizado creo que el balance es positivo. Sin embargo, la brecha todavía es muy grande, nuestro país solo invierte el 0.12% del PBI en ciencia, tecnología e innovación versus el 1% que es el promedio de la región o el 2,5% que es el promedio de los países de la OCDE. Entonces todavía hay una gran brecha por cubrir y esto es una tarea de todos, tanto del sector público como del sector privado, poder aumentar este tipo de inversión para hacer que las empresas innoven e inviertan en tecnología mucho más y poder reducir la brecha de productividad que tenemos.

En ese sentido ¿Cuáles sería los retos pendientes?

A nivel del sector público seguir impulsando y asegurando los fondos para el apoyo de los programas porque es importante el aporte del sector público como agente catalizador del ecosistema, creando nuevos instrumentos, asegurando el flujo de financiamiento tanto para emprendedores como para entidades de soporte, como para empresas que buscan innovar. A nivel del sector privado, el Estado pone los incentivos, pero es el sector privado el llamado a escalar la inversión que se hace en emprendimiento e innovación en el ecosistema. Nosotros ponemos los incentivos, subsidiamos algunas actividades riesgosas de innovación, pero es importante promover toda esta cultura de la importancia de la innovación y es el sector privado el llamado a escalar y a adoptar estas actividades, innovar permanentemente dentro de las empresas, invertir en innovación y poder escalar como país esta inversión en innovación y emprendimiento.

¿Cómo piensan incentivar el apoyo del sector privado para estos programas de innovación?

Por ejemplo, ahora tenemos un programa de innovación abierta que es liderado por corporaciones y lo que se busca es que las corporaciones identifiquen y dimensionan desafíos. La idea es que una vez que estén identificados los desafíos se haga un concurso para que startups o microempresas o pequeñas empresas puedan darles solución a esos desafíos, y en una segunda etapa para las dos mejores soluciones para cada desafío se le financia el desarrollo, validación y empaquetamiento de la solución. De esta forma estamos conectando a grandes corporaciones con incubadoras y aceleradoras que los ayudan a hacer el concurso, con agencias de innovación abierta que los ayuden a identificar y dimensionar los desafíos, y con startups y microempresas que dan soluciones a estos desafíos. Los esquemas de innovación abierta es una gran posibilidad para poder conectar corporaciones con el ecosistema que está compuesto por emprendedores y entidades de soporte como aceleradoras, incubadoras y redes de inversionistas.

¿Qué otros planes tienen para el 2020?

Estamos también trabajando muy fuerte en lo que son ecosistemas de innovación a nivel de regiones y estamos apoyando ahorita tres proyectos integrales en San Martín, La Libertad y Piura donde se va a hacer primero un mapeo del ecosistema de innovación, medir las capacidades de innovación, las capacidades de emprendimiento cuáles son los principales clústeres productivos presentes en la región y cómo se puede alinear esa capacidad de innovación y emprendimiento hacia las necesidades de los clústeres. Queremos escalar este tipo de proyectos y nuestro apoyo en regiones así como seguir siempre con el emprendedor y el innovador, el empresario innovador en el centro de nuestros esfuerzos, seguir creando distintos instrumentos y mecanismos para poderlos ayudar a innovar y ayudar a conectar tanto entre actores como con mercados, sobre todo con una mirada internacional.

(Por Sol Trujillo)

Comparte en: