El Covid-19 está generando decisiones comerciales con impactos tributarios para el 2020

07:00 7 Septiembre, 2020

Dado el aumento de gastos por la crisis sanitaria y reducciones de ingresos de índole tributaria por parte del Estado, es esperable que la administración tributaria se enfoque en incrementar la recaudación tributaria mediante la intensificación de fiscalizaciones y revisiones.

Para Luis Valencia, gerente senior de cumplimiento tributario de EY Perú, los lugares en los que puede haber mayor incidencia por parte de las fiscalizaciones y revisiones tributarias será en aquellos temas discutibles y zonas que no están bien reguladas. Uno de esos temas es el devengo tributario. En ese sentido, Luis Valencia analizó situaciones que pueden afectar las operaciones de las compañías durante el webcast “Impuesto a la Renta en tiempos de crisis: impactos en la determinación de la base imponible de 2020” organizado por EY Perú.

 

El devengo tributario es un aspecto relacionado a la oportunidad en que se debe reconocer un ingreso o un gasto para fines tributarios. La legislación está vigente a partir del 2019. Antes de esta fecha, no había una regulación clara sobre el devengo, con lo cual todos los operadores jurídicos han estado completando ese vacío a través de la contabilidad.

Con la entrada en vigencia de la nueva norma, se han dejado de lado los parámetros contables y hoy por hoy existen tres elementos para definir la oportunidad del reconocimiento de los ingresos y los gastos:

1. El hecho sustancial que no es otra cosa que un checklist de asuntos que se deben cumplir para considerar que el ingreso o gasto ya se produjo. Ello fluye del acuerdo de las voluntades de las partes, es decir, de los contratos.

2. No debe existir una condición suspensiva -hechos futuros e inciertos- que delimite o restrinja el ingreso o el gasto.

3. La fijación del monto de la transacción. En algunos casos, es claro, pero en algunas transacciones más complejas, la fijación del precio termina siendo un asunto que depende de ventas futuras, resultado de terceras empresas, etc.

 

El Covid-19 y su impacto fiscal

Debido al Covid-19 se han tomado una serie de decisiones comerciales importantes que pueden tener impacto en los impuestos del ejercicio 2020. Al respecto, Valencia refirió que las compañías han tomado decisiones comerciales tan rápidas que -probablemente- no han llegado oportunamente a un análisis en las áreas de contabilidad y de finanzas que puedan darle un matiz regulatorio.

Así, ahora que la administración tributaria comience a revisar contratos para determinar el devengo, puede encontrarse con cláusulas desactualizadas por aquellas decisiones tomadas. Por ejemplo, las compañías pueden haber tomado decisiones para mantener la operación fluida, ya sea realizando descuentos o condonando una parte la de deuda o no aplicando una penalidad contra un proveedor estratégico.

En estas circunstancias, se debe de identificar cómo están sustentadas esas decisiones importantísimas -para mantener la continuidad del negocio- y tener mucho cuidado con el efecto fiscal, sobretodo, respecto del devengo. De esa manera, más allá de la oportunidad, podrían haber ciertos asuntos que podrían terminar siendo entendidos como una liberalidad por parte de la administración, señaló el experto.

En ese sentido, el plan que deben tomar las áreas contables y financieras es levantar la alerta y documentar e identificar todos los asuntos que podrían generar un impacto en el devengo tributario, así como en la configuración de los componentes del ingreso. Una vez identificados, deben observar su clasificación, es decir, determinar cuáles de ellos podrían ser considerados como liberalidades, en otras palabras, cuáles conforman parte de una nueva conducta de la plaza, y evaluar el impacto que estas transacciones van a tener en la determinación de los impuestos.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

Vea también