56% de limeños considera que comprar bienes de lujo es un premio a su esfuerzo

12:17 13 Julio, 2014

El mercado de los retails ha crecido en los últimos tres años en 64%, lo que ha permitido que más de 40 marcas de lujo tengan un espacio en el Perú, por eso ya se está comentando que es probable que en un futuro cercano se abran tiendas de Louis Vuitton y Versace, en la capital.

Eso motivó a Silvia Díaz, directora regional de Invera, una compañía de investigación de mercados, a analizar al consumidor local que busca productos de lujo. Indicó que el 56% de los limeños considera que comprar productos selectos es un premio a su esfuerzo, mientras que el 26% señala que comprar artículos costosos es parte de su estilo de vida.

Durante su exposición en el 13º Congreso Anual de Márketing Perú – CAMP 2014, organizado por Seminarium y ANDA Perú, precisó que el lujo activa tres atributos en la mente del consumidor: exclusividad, peso de marca y gran valor; los que originan una serie de virtudes como: placer, mérito, distinción y superioridad.

Sin embargo, también hay una contraparte, pues la especialista mencionó los “pecados” que son causados por lujo: frivolidad, derroche y codicia; por lo que se debe tener mucho cuidado, ya que todo en exceso es malo, dijo.

Nota relacionada: “Ahora las marcas ya no sólo son productos sino experiencias”

Rubros dorados

En el campo del lujo hay categorías icónicas para los consumidores, quienes en un 64% mencionan que lo selecto se encuentra en las marcas de autos a diferencia del 42% que sostiene que la exclusividad se obtiene cuando se realiza un viaje A1.

“El sector A piensa en Mercedes y Audi cuando se trata de comprar un auto a diferencia del B que también incluye a Toyota, en otras palabras se aspira a conseguir lo mejor, porque el lujo te hace sentir muy bien”.

Segmentos

Mientras tanto, Jean Marc Rejaud, profesor de marketing de la Fashion Institute of Technology de New York, dijo que hay varios segmentos de consumidores de lujo: conservadores, desilusionados, hedonistas, omnívoros, inversionistas, entre otros; y los mercados que más están creciendo en la adquisición de productos de alto costo son el asiático y el latino, debido al buen nivel de sus economías.

Agregó que hay otro sector del lujo, el de la moda, que podría cerrar el año moviendo 17 mil millones de euros a nivel mundial y en el 2025 las ventas de ropa cara llegarían a los tres trillones de dólares, de los cuales, la cuarta parte, sólo se va a centrar en China.

Rejaud añadió que muchos de los actuales negocios de la moda han comenzado en internet y posteriormente han abierto una o más tiendas, lo cual demuestra que el mundo digital ha ayudado en la evolución de este rubro de lujo. “La ropa es la categoría empresarial que más rápido crece en línea, es decir, la moda de lujo ya es el segundo sector más grande en el ámbito digital”, enfatizó.

Nota relacionada: Ipsos: “El mercado se está feminizando”

De riesgo

El experto francés reveló que el 95% de los negocios en la moda fracasan; pero esto no tiene que ver con los diseños, pues los motivos están relacionados con el marketing mal empleado y la falta de disciplina para llevar adecuadamente una empresa que tendrá bastante competencia.

“Hay que saber hallar un nicho de mercado, darle una identidad a la marca, es necesario que no hayan tantas personas dando órdenes en las compañías, no se deben aferrar al pasado y sobre todo hay que tener un buen alcance con los clientes”, fueron los consejos que dio para que el éxito no se nos escape de las manos. (Por Bruno Bartra Bazán).

Comparte en:

Vea también