Con la impresión 3D nuestras casas serán fábricas para producir lo que queramos

12:43 4 Junio, 2015

Neil Gershenfeld, es una de las cien mentes más brillantes vivas, en la actualidad, fundador de la red de Fab Lab, una red de laboratorios de fabricación digital. Él y un grupo de científico del MIT (Massachusetts Institute of Technology) nunca entendieron por qué se dio la separación entre las ciencias computacionales y las ciencias físicas, como la biología y la física propiamente dicha. Entonces, luego de analizar el tema se dieron cuenta de que por un lado se tenían los bits, la unidad mínima de información en una computadora, y por el otro, los átomos, ambos están separados. El futuro estará en unir los códigos de la informática con la materia y tendremos lo que se llama la materia programable.

Con esta explicación empezó Luis Flores Olazo, de Fab Lab Lima, su exposición sobre “La prehistoria del futuro: Impresión 3D” en el I Congreso Internacional de Tecnologías Exponenciales (GIC Perú), que se llevó a cabo hace poco en nuestro país.

“Eso sería el futuro en la revolución en cuanto a fabricación. Podremos tener el poder de controlar las características de la materia para configurarla y reconfigurarla en cualquier cosa. Todo lo que hagamos dentro de una computadora poder hacerlo en la vida real, físicamente”, subrayó Flores.

Fabricación digital

Comentó que mientras el futuro es materia programable, actualmente ya se tiene fabricación digital. “Ha habido una proliferación, si se puede decir, de máquinas a un costo muy barato. Antes una impresora en 3D costaba medio millón de dólares, hoy día puede costar hasta US$ 200, dependiendo de lo que se quiere y son máquinas en las que con un filamento de plástico puedes imprimir, casi cualquier diseño”.

Refirió que con estas máquinas se podrán imprimir, por ejemplo, prótesis para personas discapacitadas. “Ellas mismas podrán hacerse una en sus casas y les costará US$ 100 mientras que una prótesis en el mercado puede costar entre US$ 20,000 y US$ 40,000. La funcionalidad es la misma, quizás la diferencia sea la estética pero ante la accesibilidad para todos la estética puede quedar atrás”.

Hace poco, la empresa estadounidense Local Motors imprimió por primera vez en la historia un carro eléctrico en 3D durante la celebración de la Feria International Manufacturing Technology Show-2014 de Chicago. La enorme impresora colocó capa tras capa su carrocería y el chasis de plástico negro reforzado con fibra de carbono. El motor eléctrico, asientos, ruedas, neumáticos y parabrisas se hicieron de la forma tradicional, pero en total el vehículo tuvo sólo 47 piezas, mientras que un carro típico cuenta con miles de ellas. La empresa mencionó que imprimir en 3D cada vez será más rápido. La impresión del prototipo les tomó 40 horas y el ensamblaje 4 días, pero eso irá mejorando.

Al alcance de todos

Luis también habló de la tecnología “open source” que viene ahora para hardware. “Antes el software era open source, pero ahora hay hardware open source, donde toda la información de diseño se pone al alcance del público. Los diseños en Internet se pueden descargar e imprimir en 3D, por ejemplo, un robot, también un carro, etc., y cada uno añadir algo nuevo o diferente de acuerdo a su creatividad e imaginación”.

Señaló que ya se están imprimiendo casas en China. “Parece algo futurista pero ya está ocurriendo en China donde están imprimiendo diez casas por día, inclusive ya imprimieron un edificio de 5 pisos, con esta tecnología”.

WinSun Decoration Design Engineering, una constructora china con sede en Shanghái, ha puesto en marcha un proyecto para construir de forma masiva casas producidas mediante la tecnología de impresión 3D. La empresa recientemente realizó con éxito el proyecto de construcción de una casa de cinco pisos con esta tecnología. Es la mayor edificación de este tipo en el mundo.

“El doctor Anthony Atala, es un peruano que vive en EE.UU. pionero en la investigación de impresiones de órganos. Esto también parece muy futurista pero ya está ocurriendo. Él es conocido por imprimir la primera vejiga humana que funciona. Todavía no es funcional pero, en unos cuatro o cinco años según el Dr. Atala ya podría ser un órgano totalmente funcional para poder trasplantarlo en tu cuerpo”, dijo Luis.

Revolución de la fabricación digital

La revolución de la fabricación digital y la era de la personalización significa que las fábricas finalmente van a entrar a nuestras casas, dijo Luis. “Entonces podremos fabricar casi cualquier cosa y la personalización será posible. El concepto de lo estándar va a desaparecer y podremos fabricar cosas exclusivas solo para nosotros, a nuestra medida y de acuerdo a nuestras necesidades. Yo uso fabricación digital para hacer lo que se me ocurra. Por ejemplo, desde un robot modulable, configurable, una válvula automática, un casco de Ironman, unos lentes de Cíclope, etc, impresos totalmente en tres dimensiones”.

Luis contó una anécdota. “Hace unos dos años me compré una máquina de estas, una de las máquinas más asequibles en el mercado y vino mi tío a visitarme, entonces me dijo para hacer marcianos, como los de la abuelita. Empezamos a prepararlos y cuando nos dimos cuenta no teníamos el embudo para llenar las bolsitas. Lo primero que pensamos fue en salir a comprar uno, pero me acordé que yo podía hacerlo en mi impresora 3D. Entonces prendí mi computadora, para los que manejamos herramientas de diseño, diseñar un embudo es bastante simple, lo diseñé en unos minutos y lo imprimí en otros quince o veinte. Entonces, que quiero decir con esta anécdota, que el embudo que imprimí y que tengo hasta ahora, es único en el mundo, del color que yo quería, la forma, el tamaño, etc. Eso es personalización. Ahora seremos capaces de ya no ser tan solo consumidores sino unos prosumidores, evolucionar a esto, a producir nuestros propios objetos. El futuro va a ser alucinante”.

GIC 9

 

Fab Lab Perú: Lima es líder en fabricación digital en Latinoamérica

Luis Flores explicó que la red de Fab Lab nació con el doctor Neil Gershenfeld en el MIT y de allí se expandió por todo el mundo, llegando a Barcelona, el “super nodo” de Europa, desde donde se crean otros laboratorios y luego llega a Perú. “Lima es reconocida como el super nodo de Latinoamérica y esto es muy importante porque es una de las pocas cosas en tecnología en que somos líderes en la región latinoamericana y desde acá hay gente preparada y especializada que viaja a otros continentes y a otros países vecinos a implementar laboratorios de fabricación digital”.

Señaló que uno de los proyectos con más potencial dentro de la red FabLab, a nivel mundial es el “Fab Flotante”, un proyecto también liderado por peruanos pero que involucra a toda la red FabLab del mundo interesada en apoyar el proyecto. “Imaginen un laboratorio flotante en el Amazonas aprovechando toda la riqueza de nuestra naturaleza haciendo investigación en fabricación digital, biotecnología, biomateriales, biomanufactura, artesanía digital, conservación amazónica ¿Qué impacto podría tener este laboratorio en la comunidad amazónica para nuestro país?”.

Este proyecto está siendo apoyado por el MIT con el interés en tener una sucursal para trabajar conjuntamente biotecnología. “Trotec, una empresa con lo último en tecnología láser, también apoya este proyecto”, finalizó Luis.

GIC 10

Comparte en:

1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Luis Humberto Flores
Luis Humberto Flores
30 Junio, 2015 15:09

Melquiades, era un gitano que visitaba Macondo cuando recién se fundó y llevaba las novedades y adelantos que vendrán en el futuro, para mostrar a los desinformados habitantes de Macondo. Llevó el hielo y decía que en el futuro se fabricarán enormes casas de vidrio. La gente se reía incrédula…En el futuro -decía- la gente sabrá todo lo que pasa en el mundo sin salir de su casa. Ahora todos esos anuncios son realidad. Los anuncios futuristas que hace Luis Flores respecto a la fabricación digital personalizada, no cabe duda de que también será una realidad, Porque así como el… Read more »

Vea también