Comex Perú: “Los retos del sistema tributario son su digitalización, simplificación y facilitación”

06:43 20 Agosto, 2020

Nos encontramos en una de las peores crisis de nuestra historia moderna. Se han destruido 2.7 millones puestos de trabajos solo en Lima entre enero y junio del presente año y la economía ha caído 17% entre los meses de enero y mayo y se espera que en el mes de junio caiga alrededor del 20%.

Ahora la prioridad es la recuperación de los puestos de trabajo y, para ello, es clave la reactivación económica de manera responsable, con el cuidado de la salud e impulso de la inversión privada, pero para que ello ocurra es necesario tomar un elemento fundamental que es el tema tributario, reflexionó Jesica Luna, gerente general de Comex Perú, durante el Conversatorio digital “COVID-19: Principales cambios tributarios organizado por Comex Perú.

 

Al respecto, es importante conocer el impacto que ha tenido la pandemia en el fisco. La recaudación tributaria en lo que va del año ha caído un 20%, comentó Jesica. La recaudación entre enero y junio en los impuestos a la renta del régimen especial, el régimen de segunda categoría y el régimen MYPE han caído 40%, 37% y 34% respectivamente.

Si nos centramos a nivel de sectores, entre enero y junio la recaudación en la pesca, minería e hidrocarburos y construcción han caído un 72%, 35% y 32% respectivamente con respecto al mismo periodo del 2019. Sin duda, ha habido un duro golpe en la recaudación tributaria en el país.

Sin duda la carga tributaria impacta no solo en la competitividad, sino, en la formalización de la actividad productiva del país. De acuerdo con el reporte de Doing Business del Banco Mundial, Perú se encuentra en la posición 121 de 190 países en el pilar de pago de impuestos.

¿Qué significa esto? Que, en el Perú, una empresa mediana invierte 260 horas al año y realiza 8 pagos distintos que equivalen al 36.8% de las ganancias de la empresa, es decir, tenemos un Estado que es dueño de la empresa puesto que cada año retira casi el 40% de las ganancias. En dicha situación, hay un largo camino para la simplificación y facilitación tributaria en el país.

 

Por otro lado, la situación tributaria en el contexto CODIV-19, es claro que alcanza a todo tipo de empresas sin importar su tamaño. Sin embargo, desde el gobierno ha habido una idea errónea de que las empresas medianas o grandes tienen espaldas infinitas para hacer frente a la crisis.

¿Cual ha sido el resultado de este error? Quiebra de empresas y despidos de trabajadores formales. Si se remite a la data oficial del gobierno del 2019, solo el 0.2% de las empresas peruanas son los principales contribuyentes del total de empresas. Esas empresas medianas y grandes son los principales contribuyentes y, sin embargo, emplean el 47% de la fuerza laboral peruana. Además, generan más del 77% de la recaudación tributaria en el país.

La creencia del gobierno de que estas empresas no requieren de ningún tipo de apoyo para postergar algunas obligaciones tributarias y que ellos están en la capacidad de hacerlo sin ningún apoyo es equivocada. El resultado lo estamos viendo y no atender a estas empresas que -como todos- tienen muchos problemas va a significar un duro golpe no solo para la recaudación, sino, para la fuerza laboral formal de este país.

Jessica refirió que la crisis nos exige repensar cómo se va a manejar el sistema de tributación del país con miras a promover su digitalización, simplificación y facilitación por tres elementos muy claros: para dar alivio a las empresas, para promover un sistema más simple y fácil de operar y, de tal forma, promover la formalización y, finalmente, para mejorar el clima de negocios con el objetivo de atraer inversión al país.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

Vea también