Southern: “En Tía María trabajaremos mano a mano con las comunidades peruanas”

09:23 29 Julio, 2015

Southern Copper Corporation presentó sus resultados al primer semestre de 2015. En dicho período, el Grupo mexicano obtuvo, a nivel global, ventas netas por US$ 2,657.7 millones, 6.5% menores que las ventas netas del primer semestre de 2014 de US$ 2,841.8 millones, debido principalmente a menores precios de cobre (-14.2%), molibdeno (-32.2%) y plata (-17.5%) parcialmente compensados por mayores volúmenes de cobre (+14.0%), zinc (+6.6%) y molibdeno (+1.7%).

La utilidad neta del Grupo fue de US$ 577.1 millones (21.7% de las ventas netas), 12.6% menor que la utilidad neta de US$ 660.6 millones (23.2% de las ventas netas) registrada en el primer semestre de 2014.

Sobre las operaciones que tiene en Perú, el Grupo realizó un resumen de las inversiones que viene realizando en sus distintos proyectos, que a continuación publicamos.

Proyecto Tía María: “Aunque hemos recibido la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental de Tía María, el otorgamiento de la licencia de construcción se ha retrasado estando pendiente de la resolución de ciertas diferencias con grupos de la comunidad. El gobierno peruano ha recomendado el establecimiento de una mesa de desarrollo para la resolución de estas diferencias. Como siempre lo hemos hecho, la Compañía invertirá responsablemente y trabajará mano a mano con las comunidades peruanas”, subraya la empresa.

Agrega que “la Compañía ha actuado siempre con estricta ética y absoluta adherencia a la ley y confía que las instituciones peruanas harán prevalecer el imperio de la ley. Cuando Tía María se complete, representará una inversión de aproximadamente US$ 1,400 millones para producir 120,000 toneladas de cátodos de cobre por año. Este proyecto utilizará tecnología de avanzada con los más altos estándares ambientales internacionales. La compañía modificó su Estudio de Impacto Ambiental para usar sólo agua de mar, transportándola por más de 25 kilómetros (15.5 millas) y a 1,000 metros (3,300 pies) sobre el nivel del mar, construyendo una planta de desalinización que representa una inversión adicional de US$95 millones para el proceso productivo. De esta manera, la Compañía garantiza que los recursos hídricos del Valle del Tambo serán usados sólo para la agricultura y el consumo humano”.

Proyectos en Toquepala: “Al 30 de Junio 2015, hemos invertido $354.6 millones en los proyectos de Toquepala. La licencia de construcción para el proyecto de ampliación de Toquepala fue aprobada el 14 de abril de 2015, permitiéndonos continuar con el desarrollo de este proyecto. Cuando esté en operación, la ampliación de Toquepala aumentará la capacidad de producción anual en 100,000 toneladas de cobre, de 135,000 toneladas en 2015 a 235,000 toneladas en 2017, y también aumentará la producción de molibdeno en 3,100 toneladas a un costo de capital estimado de US$ 1,200 millones”.

Se estima que este proyecto generará 2,200 puestos de trabajo durante la fase de construcción y 300 puestos de trabajo adicionales cuando se termine, los que se añadirán a los actuales 1,500 trabajadores permanentes en Toquepala. Se espera que el proyecto se complete en el cuarto trimestre de 2017.

Proyectos en Cuajone: El proyecto para mejorar la estabilidad de los taludes en el área sur de la mina Cuajone removerá aproximadamente 148 millones de toneladas de material de desecho. Este proyecto mejorará el diseño de la mina sin reducir el nivel de producción actual. El equipo de mina adquirido incluye una pala, cinco volquetes de 400 toneladas de capacidad, una perforadora y equipo auxiliar, que serán reubicados en nuestras operaciones mineras una vez que el proyecto haya finalizado.

Además de preparar la mina para el futuro, esta inversión evitará una reducción en la ley promedio del mineral. Al 30 de Junio 2015, se removieron 29.5 millones de toneladas de material de desecho y las actividades continuarán por tres años y medio adicionales. Al 30 de Junio 2015, hemos invertido US$ 67.7 millones en este proyecto.

Comparte en:

Vea también