SEPA SI ESTÁ POR CAER EN UN SOBREENDEUDAMIENTO

11:06 1 Julio, 2013

Es casi imposible que las personas pasen sus vidas sin endeudarse. En algún momento, todos hemos necesitado dinero prestado para invertir en algún negocio, comprar un automóvil, una casa, afrontar un accidente inesperado o simplemente satisfacer un gusto o un deseo. Sin embargo, el pago de las deudas representan un gasto fijo que se tiene que afrontar si o si, y el no hacerlo pone en riesgo nuestra salud financiera.

Antes de contraer una deuda, todas las personas deben tener presente que el dinero prestado NO constituye un ingreso “extra”, sino que están gastando en el presente los ingresos que obtendrán en el futuro.

Cuando aceptamos un préstamo, estamos firmando un contrato en el que nos comprometemos a devolver el dinero prestado en las condiciones pactadas, cualquiera que sea nuestro nivel de ingresos. Además nos comprometemos a pagar los intereses que las entidades cobran por el uso del dinero prestado, así como todas las comisiones asociadas al crédito.

Entonces, antes de adquirir cualquier deuda, por pequeña que sea, es importante hacer un balance de sus ingresos, sus gastos actuales y sus deudas vigentes, para de ese modo saber cual es su límite de endeudamiento y no tener problemas para pagar el nuevo crédito adquirido.

Muchas personas llegan a un sobreendeudamiento por no hacer un planeamiento y no fijarse en la cantidad de dinero que se tendrá disponible para cumplir con las obligaciones crediticias, lo que es un grave error financiero que a las finales resulta muy caro.

El sobreendeudamiento lleva a desestabilizar la situación financiera de las personas, afecta su tranquilidad y las obliga en la mayoría de los casos a refinanciar sus deudas lo que las hace más costosas.

Campanadas de alerta 

Presentamos algunos signos de advertencia que muestran que existen problemas con el manejo de sus deudas. Si usted reconoce algunas de ellas tiene que hacer algo para mejorar sus finanzas personales.

• No saber cuál es el monto de sus deudas.

• Utilizar créditos para pagar gastos básicos y cotidianos.

• Pagar sus cuotas importantes con retrasos.

• Pedir nuevos créditos o usar sus tarjetas de crédito para pagar las deudas vigentes.

• Solicitar nuevas tarjetas de crédito cuando se ha pasado el límite de las que tiene.

• Pagar pagos mínimos en lugar de pagar el valor completo de la cuota.

• Si los pagos mensuales de sus deudas exceden el 30% de sus ingresos.

• No tener ahorros para enfrentar imprevistos o emergencias.

• Si a menudo se queda sin dinero en efectivo.

Cuando uno tiene problemas con sus deudas, puede ser que no reconozca todas las señales de alerta o simplemente las ignora porque no tiene otra opción. Sin embargo reconocer los problemas de sobreendeudamiento es el primer paso para llegar a controlar sus finanzas. ENCUENTRE UN TEST PARA EVALUAR SU SITUACIÓN EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA 

Comparte en:

Vea también