Se acentúa competencia en mercado de casas de cambio digitales

11:10 28 Febrero, 2021

El ecosistema fintech viene logrando un gran dinamismo con la pandemia del Covid-19, en la mayoría de sus vertientes, y sobre todo de aquellas fintech vinculadas al cambio de divisas, pagos y remesas. Las empresas y las personas siempre tienen la necesidad de comprar y vender dólares para pagar sus obligaciones, y por las cuarentenas impuestas por el Gobierno muchas prefieren usar los canales digitales para ello. Gan@Más conversó con representantes de algunas casas de cambio, digitales, para conocer sus avances, retos y perspectivas en este sector.

Laure Schlesinger, CEO de Cambio Seguro, coindice en que la situación de cuarentena ha impulsado a las casas de cambio digitales. “En Cambio Seguro, por ejemplo, quintuplicamos nuestras operaciones mensuales, entre enero y diciembre del 2020. Lo que notamos es que muchas personas que probaron las casas de cambio digitales ya no van a volver a cambiar en las casas de cambio tradicionales, ya se acostumbraron a la seguridad de hacer una transacción digital y a la comodidad de no salir de casa, además de tener un mejor precio, esto ya se vuelve un hábito y será duradero”.

 

En esta coyuntura de la pandemia a todas las casas de cambio digitales les ha ido bien, aunque a algunas major que a otras, refiere Matias Macial, CFO de Rextie. “Desde abril del 2020 para adelante hemos captado el doble de clientes que teníamos antes de la pandemia, porque muchas personas buscan ahorro de costos por el menor tipo de cambio que ofrecemos. Calzamos muy bien nuestra oferta de valor con lo que se valora hoy, menores costos, tiempo y seguridad”.

LEA GRATIS EL INFORME COMPLETO EN GAN@MÁS EDICIÓN # 75:

 

El año 2020 ha sido un punto de inflexión para las casas de cambio virtuales. A pesar de la crisis generada por la pandemia, esta actividad, al ser 100% digital, ha experimentado un crecimiento importante porque son una alternativa a los canales tradicionales de cambio de moneda. “La gente está tratando de evitar los contagios sin salir a la calle y busca la alternativa de casas de cambio por internet que les faciliten las cosas”, subraya Dino Zolezzi, Sr Partner de CambioX.

Para Moisés Otero, Founder & CEO de MidPoint Fx, el hecho de que existan alrededor de 70 casas de cambio digitales, registradas en las SBS, es un buen termómetro de que este negocio llama mucho la atención, “pero me atrevería a decir que vamos a terminar el año con menos de 40 casas de cambio”.

También se está viendo que muchas casas de cambio físicas se han pasado a lo digital y han optado por sacar un registro. Antes los registros en la SBS no hacían distinción, entre una casa de cambio física o digital, ahora hay esa diferencia, y se habla de las presenciales y de las virtuales, incluso hay algunas que son mixtas. “El año pasado casi todas las casas de cambio digitales pasamos por una auditoría que no tenía como objetivo la multa ni la sanción, sino la orientación, eso es algo que apreciamos mucho. Como vicepresidente de la Asociación de Casas de Cambio Digitales del Perú, puedo dar fe de que nos pusimos a disposición de la SBS apenas supimos de esta auditoría, que vemos con buenos ojos”, destaca Otero.

 

Competencia

Si bien en el mercado peruano hay alrededor de 70 casas de cambio digitales, registradas en la SBS, solo la mitad tendría una actividad frecuente. La competencia se ha dinamizado con nuevos actores y la presencia de aplicativos y plataformas que han lanzado varios bancos. Así, el BCP opera con Cocos y Lucas; Interbank con InterCambios; BBVA con T-Cambio; y el Banco de Comercio con Cambix; entre otras plataformas digitales que ofrecen las entidades financieras.

Dino Zolezzi observa esta competencia desde dos puntos relevantes. Uno, es el contexto de todas las fintech de cambios virtuales que ya son 70 plataformas. Y las casas de cambio tradicionales, al verse
afectadas por la coyuntura han comenzado a mirar hacia el tema digital lo que ha hecho que la competencia sea aún mayor.

El otro punto es que hay una competencia, cada vez más agresiva, de parte de los actores tradicionales del sistema financiero, como los bancos, las sociedades agentes de bolsa, las financieras y otras entidades que han estado presentes en el mercado de cambio de monedas por años. “Entonces, vemos que el mercado se ha dinamizado con la competencia, lo cual es positivo, ya que finalmente esto termina beneficiando al usuario y consumidor final” anota Zolezzi.

 

Laure Schlesinger coincide en que la competencia se ha incrementado en los dos últimos años y enfatiza que para que este negocio sea sostenible una casa de cambio digital necesita volumen. “Nuestra proyección es que el mercado finalmente se va a ir concentrando en las casas de cambio más grandes porque sin volumen el negocio no es sostenible y por eso podrían desaparecer las más chicas”.

Para Matias Macial, el factor precio sigue siendo muy importante, más allá de que algunos bancos operen con sus propios aplicativos y con tipos de cambio más bajos que en sus ventanillas, pero en ningún caso llegan a igualar a los precios de las casas de cambio digitales. “Por precio el banco no puede competir y eso es lo que hace que existamos como una vertiente fintech muy importante en el país”.

Restriciones de cuentas

Para Moises Otero el hecho de que algunos bancos hayan lanzado sus aplicativos para el cambio de divisas podría entenderse como que les “molestaría” la presencia de las casas de cambio digitales, ya que no han sacado plataformas específicas para el otorgamiento de microcréditos, factoring, seguros, u otros productos que son ofrecidos por otras fintech con mucho éxito.

“Y otros bancos reaccionan cerrando cuentas o no aperturándolas. Por ejemplo, Scotiabank y el BBVA siguen reacios a abrir cuentas, y lo más preocupante es que no quieren dialogar. Nosotros como Asociación y emprendedores estamos buscando conversar con sus directivos para que nos expliquen qué les preocupa o molesta de nuestra presencia en el mercado”, afirma Otero.

LEA GRATIS EL INFORME COMPLETO EN GAN@MÁS EDICIÓN # 75:

Matias Macial agrega que lamentablemente hay algunos bancos que todavía no terminan de entender o no quieren hacerlo de que no es lo mismo una casa de cambio tradicional que una digital, donde en esta última el dinero ya está bancarizado y todas las operaciones se hacen entre cuentas bancarias. “Nosotros no tenemos cuentas en el BBVA ni en Scotiabank, pero muchos de nuestros clientes lo son también de ambos bancos y cuando cambian divisas con nosotros tienen que transferir de sus cuentas de esos bancos, dinero que se podría quedar en esas entidades si tuviéramos cuentas ahí”.

LEA GRATIS EL INFORME COMPLETO EN LA EDICIÓN # 75 DE GAN@MÁS

Comparte en:

Vea también