Saque provecho al dinero plástico

12:42 1 Septiembre, 2012

Las tarjetas de crédito utilizadas adecuadamente pueden hacer su vida más fácil, pero si pierde el control y se endeuda sin límites, el dinero plástico, puede arruinar sus finanzas personales.

Las tarjetas dan la seguridad de que no extraviaremos el dinero o no podrán robárnoslo y nos puede ayudar a salir de un apuro cuando no hay efectivo. Sin embargo, uno tiene que evitar entusiasmarse porque gastar al crédito resulta demasiado fácil al no ver salir el dinero de la billetera.

Según información de la SBS, ac­tualmente hay 7.2 millones de tarjetas de crédito en el sistema bancario y financiero. El 40% de los usuarios cuentan con dos o más plásticos y el 63% usan sus tarjetas para comprar alimentos.

A julio de este año, el saldo de la deuda por tarjetas de crédito en todo el sistema financiero fue de S/. 15,421 millones. Este mon­to representó un aumento de S/. 3.014 millones (24.3%).

La idea es que su tarjeta le dé be­neficios y no se convierta en una carga financiera. Si la usa pruden­temente, le permite llevar un re­gistro de sus compras planeadas, además de tener liquidez sin nece­sidad de llevar efectivo.

El dinero plástico tiene otras ventajas como la acumulación de puntos o mi­llas para canjear, así como la asisten­cia médica y mecánica, entre otros. Para no generar gastos adicionales, lo ideal es pagar su consumo en una cuota y así evitar el cobro de intere­ses. A continuación algunos consejos para utilizar mejor su tarjeta:

. Comparar distintas opciones. An­tes de contratar una tarjeta de cré­dito, lo recomendable es comparar las distintas ofertas, pues no todas cuestan ni ofrecen lo mismo. Hay que leer bien los contratos para después firmarlos.

. Pague en una sola cuota. Trate de cancelar su consumo en una sola cuota para evitar pagar intereses. Ge­neralmente los bancos le dan 45 días para pagar sin el cargo de intereses. Pero si solo abona el cargo mínimo estaría ingresando a una deuda que no se frenará.

. Examine el tipo de interés que está pagando. Si averigua un ban­co que le ofrezca una menor tasa de interés váyase con él. No se deje seducir por un par de entradas para un concierto o un partido de fútbol, muchas veces las tarjetas que regalan esto luego se lo cobran en intereses.

. Sepa bien las fechas de corte en la facturación de la tarjeta. Si la compra se realiza días después de esa fecha, el cobro se traslada prácticamente al siguiente mes con el recargo de intereses.

. Evite gastar más del monto pre­supuestado. Para muchas perso­nas el presupuesto es una herra­mienta para mantener el gasto bajo control. Sume al final del mes y fíjese si eso era lo que tenía pla­neado y lo que podía gastar.

. Cuide su historial crediticio. No tener un buen historial de crédito puede dañar su capacidad de rea­lizar compras futuras, como una casa. Si no paga la tarjeta de crédi­to a tiempo su calificación de crédi­to disminuye.

Las estadísticas señalan que la mayoría de las personas que in­crementaron sus deudas por más de tres meses, no pudieron rever­tir esa tendencia. Por lo tanto, es momento de pensar seriamente en hacer un mejor uso de su tarjeta de crédito para evitar caer en la tram­pa de la deuda permanente.

Comparte en:

Vea también