“Reducir el presupuesto de las empresas no debe ser sinónimo de minimizar su seguridad”

14:19 17 Diciembre, 2014

La llegada de las fiestas navideñas y las celebraciones por fin de año pueden convertirse en la época propicia para un alza en las cifras de robos. Un incremento en casi 200% en actos de esta naturaleza es uno de los indicadores que nos demuestra que no sólo el ciudadano de a pie sino también las empresas deben redoblar sus esfuerzos para  implementar y mejorar los niveles de seguridad. La prevención se convierte entonces en uno de los factores claves a la hora de definir las mejores estrategias para salvaguardar los intereses del cliente y los del negocio, tal y como recomiendan desde Seguridad de EULEN del Perú.

Toda empresa necesita de algún tipo de seguridad, sea física, electrónica o ambas, esta debe ser definida en función de las necesidades de la misma. Aquellos sectores en los que se requiere una elevada especialización como: centros comerciales y grandes superficies, entidades financieras, centros de transporte, así como en el sector industrial y público deben evaluar cuidadosamente el perfil de las personas que participaran en esta función. Sin embargo, el problema surge cuando las organizaciones tratan de reducir costos y deciden encargarse directamente de su seguridad, sin tener los recursos para capacitar y entrenar al personal especializado, algo que sí sucede con una empresa de seguridad formal.

Por ello, es importante mencionar que el presupuesto juega un papel fundamental frente a los riesgos que una empresa está expuesta. Siendo así, al momento de elaborar un presupuesto, se debe considerar que la solución de seguridad, nunca debe tener mayor costo que el bien a custodiar o al riesgo que se va a reducir.

Recomendaciones

Ante esta situación, Pablo Calle -Gerente Nacional de Seguridad de EULEN del Perú- brinda las siguientes recomendaciones: las organizaciones deben contratar empresas formales que se dedican a prestar este tipo de servicios y que cuentan con personal calificado para afrontar una situación de riesgo, es decir deben de saber qué hacer en el momento oportuno. Asimismo, es necesario evaluar las competencias del trabajador a cargo de esta actividad, como: los antecedentes laborales, penales, judiciales, centrales de riesgo, a fin de verificar que los postulantes no tengan deudas, que puedan convertirse a futuro en un riesgo potencial para las empresas.

“Hay que tener en consideración que reducir el presupuesto, no debe ser sinónimo de minimizar la seguridad. Para ello existen soluciones como la convergencia de seguridad, herramienta que utilizamos en  EULEN a nivel mundial, donde se integran el factor hombre y las diversas soluciones de seguridad electrónica, ambas orientadas a gestionar el riesgo de nuestros clientes”, resaltó  Pablo Calle, Gerente Nacional de Seguridad de EULEN del Perú.

Comparte en:

Vea también