Mibanco: “La primera alianza con una fintech fue un éxito y decidimos hacer dos más”

07:00 9 Octubre, 2020

La innovación abierta y la colaboración entre la banca y las fintech es una realidad. Las fintech han dejado de ser vistas como la competencia y se han convertido en un aliado estratégico de la banca para agilizar sus procesos y encontrar soluciones juntos que beneficien al cliente. Renzo Rossi, gerente División de Transformación de Mibanco, conversó sobre la perspectiva de Mibanco sobre la interacción entre banca y fintech durante el “Lima Fintech Forum 2020” organizado por Emprende UP.

Renzo Rossi señaló que la innovación abierta está muy relacionada con el cumplimiento del propósito de las compañías. En el caso de Mibanco, este es transformar las vidas de sus clientes y construir una historia juntos asociado con su aspiración que es ganar el corazón y la confianza de todo peruano que se atreva a progresar. Para honrar dicho propósito es que se han planteado un solo objetivo: escalar el modelo de negocio para seguir atendiendo a sus clientes a nivel local y regional.

 

Con metas claras y definidas, es evidente que pretender alcanzarlas solo y de manera tradicional es prácticamente imposible, entonces, lo que se debe hacer -y lo que hizo Mibanco- es entrar al capítulo de la transformación digital de la mano con la innovación abierta. Precisamente, hoy este último recurso es sumamente estratégico e importante para formar ecosistemas y, a través de ello, poder llegar a nuevos mercados, clientes o microsegmentos que anteriormente no podían alcanzarse -más aún en una coyuntura como la que se vive hoy.

En esa línea Rossi, comentó un poco sobre la metodología de aproximación hacia la innovación abierta de Mibanco. Lo primero fue entrar con paciencia y con mucho valor. Muchas entidades tradicionales prefieren formar alianzas con entidades igualmente tradicionales, entonces, superar los paradigmas que traen consigo las alianzas con fintech -compañías no tradicionales- fue un reto para Mibanco.

Romper dicho paradigma fue una meta de Mibanco y, por tanto, decidieron gestionar su miedo estableciendo, por primera vez, una relación con una fintech. “Era un proyecto pequeño y acotado dirigido exclusivamente a un segmento específico y empezamos a probar, dijo Rossi”. Sin embargo, cuando inició dicho proyecto fue como “quitarse la venda de los ojos” para Mibanco, pues empezaron a comprender lo provechoso que era asociarse con fintech.

 

De esa manera, la primera alianza de Mibanco fue todo un éxito y, en virtud de ello, decidieron realizar dos más. Cuando las entidades colaboran y co-crean entre ellas se gestan relaciones de win-win donde todos ganan algo poniendo genuinamente al cliente en el centro de todo.

Hacia dónde vamos

El modelo de negocio ha cambiado y ahora es un modelo de propósito. En el caso específico de Mibanco, la declaración de su propósito contiene explícitamente al cliente y a su vida, porque quieren transformarla. En ese sentido, para Rossi, “la única posibilidad en el futuro es que todas las personas que conforman los distintos ecosistemas de los clientes colaboren entre sí para poder seguir acompañándolos en sus necesidades. Esto en un entorno aspiracionalmente 100% digital y claramente a través de elementos que pueden facilitar esto (APIs). Oponerse a eso es un error; hay que correr con la ola”.

Comparte en:

Vea también