Martín Oré: la categorización de hoteles en Perú es un poco arcaica

10:49 24 Febrero, 2015

El dueño del hotel Mochican Palace de Huanchaco, Martín Oré, dijo que su hotel califica de 5 estrellas por la calidad de los servicios que ofrece, sin embargo, el reglamento de hospedajes vigente el año pasado lo limitó a uno de 4 estrellas.

“La categorización de hoteles en Perú es un poco arcaica. Creo que la matriz del problema es el reglamento de categorización que no permite establecer un 3, 4 o 5 estrellas con una calidad internacional reconocida o verificable”, comentó. Agregó que pese a ello, las operaciones siguen adelante.

El Mochican Palace cuenta con 30 suites muy amplias (desde 40 hasta 55 metros cuadrados), restaurante con la mejor vista de la bahía, sala de conferencias, ceviche-bar en el lobby, piscina temperada, entre otros servicios.

El propietario y a la vez, chef trujillano Martín Oré, quien reside en Montreal (Canadá) desde hace 35 años y en donde tiene un restaurante peruano, invirtió US$ 2 millones en la construcción y apertura del Mochican Palace de Huanchaco, cuya decoración está inspirada en la cultura Mochica.

El empresario proyectó una ocupación de 40% al cierre del 2015, buscando desestacionalizar la demanda en el principal balneario trujillano.

“El Mochican Palace es un hotel de 4 estrellas que viene operando desde hace un año. Es un hotel con arquitectura contemporánea pero muy impregnada de la cultura, de la raíz autóctona Mochica que es el origen de nuestra historia, y eso se respira en todos los espacios del hotel”, afirmó Oré.

En ese sentido, explicó que debido a su desconocimiento del mercado hotelero actual en Perú, ya que radica en Canadá desde hace 35 años, el hotel no ha alcanzado la rentabilidad esperada en el primer año de operaciones.

“Por ello, la empresa decidió contratar al experto hotelero Marco Antonio Rojas como Gerente Residente, con amplia experiencia en importantes hoteles a nivel nacional, para facilitar su acercamiento a los operadores nacionales y al segmento corporativo”, anunció.

En esta nueva etapa de relanzamiento del hotel, el propietario espera captar mayor público nacional y cerrar el 2015 con un nivel de ocupación no menor al 40%.

Dijo que en estos primeros meses del año ya se están viendo los cambios. Mientras que el 2014 cerró con un 75% de huéspedes extranjeros y un 25% de nacionales, la tendencia ha dado un giro de 360 grados.

“El mercado nacional ha tomado ahora una presencia mucho más significativa, particularmente en este San Valentín 2015 que ha sido 75% nacional y 25% internacional, contrariamente al año pasado. Es el resultado de los ajustes que venimos haciendo en materia de promoción y ventas”, manifestó.

Mercado hotelero en Huanchaco

Respecto al mercado hotelero de Huanchaco, el empresario sostuvo que necesita adaptarse a la evolución del turismo tanto nacional como internacional, puesto que muchas personas viajan para vivir experiencias nuevas pero sin dejar de lado su confort.

“Este hotel se integra en esta corriente de poder armonizar lo local con la necesidad del turista”, explicó.

“Huanchaco merece no solo un hotel 4 estrellas, sino también un 5 estrellas o un dos o tres diamantes. La historia de Huanchaco, su enigma y todo lo que cada año estamos descubriendo en estas tierras de la Ruta Moche hace que la clientela sea un poco más sofisticada. Es deber de los inversionistas y empresarios captar esa visión y esa evolución en el turismo”, aseveró.

Dijo también que el balneario de Huanchaco debe recuperar la cultura viva y la identidad que lo caracterizaban como destino turístico, como son los totorales y la pesca artesanal en caballitos de totora. “Hoy hay poca gente que va a pescar en caballitos de totora. Me gustaría juntar a mis colegas hoteleros y restauradores para lograr hacer que esto sobreviva”, agregó.

A ello, sostuvo, hay que sumarle el orden en la accesibilidad al mar, recuperando el malecón que tenía hace 35 años, y mejorar la conservación urbana y ecológica. Propuso también interconectar a través de un tren con energía solar, las distintas playas místicas de la ruta Moche en La Libertad, como son Puerto Mori, Moche, Huanchaco y Santiago de Cao.

Comparte en:

Vea también