Los emprendedores tienen que estar conectados y en movimiento para pasar las tormentas

07:09 23 Octubre, 2020

“De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Latinoamérica es la región con más empleos perdidos por la pandemia. Solo en Chile se perdieron 28 millones de empleos, hay más de 300 mil empresas que están dejando de existir y 2 millones 850 mil personas desocupadas que se han acogido a las leyes de apoyo dadas por el gobierno”, dijo Felipe Contreras-Haye, vicepresidente de la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH) al moderar el panel “Emprendimiento: un desafío compartido de nuestro continente”, organizado por Innova Suyu, una iniciativa de Innóvate Perú.

El panel contó con la participación de Alejandra Mustakis, presidenta de la ASECH y Daniel Tricarico, director ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA).

Felipe comentó que con esta pandemia todo el mundo se vio afectado, Lima ya tiene 2 millones y medio de empleos perdidos, Estados Unidos tiene 40 millones de cesantes y ya han quebrado empresas grandes como Victoria Secret, Forever 21, GAP, etc. “Todo está cambiando. Hoy Zoom vale más que las 7 aerolíneas más grandes del planeta juntas y hay una obsolescencia personal porque vamos quedando caducos y se ve la muerte del empleo tradicional. Por lo tanto emprender en este contexto es súper importante y los ecosistemas de emprendimiento también”.

 

Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA)

A su turno, Daniel Tricarico dijo que el emprendedor debe contar con ciertos requisitos a la hora de emprender, como pasión, perseverancia, alta tolerancia al fracaso, resiliencia, trabajo en equipo, flexibilidad y ser autodidacta, pero también contar con el soporte y apoyo de otras organizaciones que lo ayuden a crecer y ASEA sirve a ese objetivo.

“ASEA nació porque había la necesidad de marcos regulatorios amigables y de promoción al emprendimiento en todos sus tamaños, rubros, formas y a nivel federal. Ahora somos un millón de emprendedores embanderados en la misma causa nacional y hemos logrado la Ley de Emprendedores, economías del conocimiento, programas de apoyo y contención a emprendedores y articulaciones y nucleamiento del sector emprendedor”.

Agregó que en el 2019 tuvieron más de 70 actividades de capacitación en todo el país impactando a más de 5 mil emprendedores de manera directa. “Hicimos desayunos y webinars mensuales con más de mil participantes en 6 provincias, mentorías abiertas y nuestro programa Mujeres emprendedoras, que nació en el 2017, este año reunió a más de 500 mujeres y ya impactó a más de 1500 desde que se creó”.

 

Daniel Tricarico, considera que las brechas en Latinoamérica todavía siguen siendo grandes y que la palabra clave debe ser “movimiento” que implica que las personas se muevan buscando el cambio social, la inclusión de los otros, y promover el desarrollo económico del país y de la región. “ASELA (Asociación de Emprendedores de Latinoamérica) representa este movimiento al que me refiero, pero ojalá hubieran más organizaciones, incluso más grandes, que tengan el mismo foco para poder salir adelante como continente”.

Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH)

Alejandra Mustakis, presidenta de ASECH, por su parte dijo que hay que estar conectados con el entorno para saber cuándo cambian los vientos. “Si como emprendedor no estás conectado con el entorno no te darás cuenta de cuándo cambian los vientos y no sabrás como lidiar con esos cambios. Como ahora que estamos pasando por una tormenta, maremoto, todo junto, con esta pandemia”.

Dijo que estamos ante un nuevo renacimiento, en el que hay que repensar la manera en la que hacemos educación y en el que se nos dá una oportunidad única para escribir nuevas historias como emprendedores. “Tenemos oportunidades infinitas pero tiempo finito. Hay que hacer cambios pero basados en saber cuál es nuestra causa, qué nos mueve. En mi caso, hoy, mi causa es desarrollar talento y oportunidades en mi país”.

Alejandra comentó que no hace falta ser el más inteligente o el primero de la clase, ni saberlo todo, para eso están los especialistas, lo que sí hace falta es emprender pese a lo que te digan. “Yo soy diseñadora industrial y en Chile no hay muchas oportunidades para conseguir trabajo en esta rama. Entonces decidí con mi socio poner una empresa de diseño de muebles, hace 15 años, cuando todos nos decían que eso no iba a funcionar. Hoy nuestra empresa Medular, es una de las más grandes en el rubro”.

 

Contó que también tiene una empresa de inteligencia artificial que empezó con dos socios chilenos, ingenieros civiles, en el 2009, y hoy ya venden a muchos países en el mundo. También, en su interés por lograr que los innovadores, emprendedores, creativos, etc, tuvieran espacios donde lograr desarrollar su talento y compartir y co-crear con otros pares, nació Maker Space, un espacio abierto donde la gente hace lo que ama con la única regla de colaborar con el vecino. “Con este proyecto pudimos desarrollar prototipos con cero pesos y el lugar se convirtió en un espacio de desarrollos, increíble, pero faltaba algo más, faltaba diversidad. No puedes tener solo a creativos, innovadores o desarrolladores, tienes que buscar gente con diferentes talentos porque el mayor atributo de un equipo es la diferencia”.

Así nació iF, un espacio físico en el que concurren creativos, ingenieros, y otros de diferentes especialidades. “En iF juntamos al más cuadrado con el más creativo. Empezamos arrendando un edificio antiguo en el 2014 y hoy tenemos más de 9 edificios en los que subarrendamos espacios y tenemos laboratorios, hacemos eventos, talleres, etc. iF fue catalogado por el BID, en un estudio de espacios colaborativos, a nivel mundial, como el único de este tipo en la región latinoamericana”.

ASECH es otro emprendimiento para Alejandra. “Partió hace 9 años con 40 emprendedores que no encontraban representación en los otros gremios existentes. Hoy somos más de 40 mil socios y contamos con consejeros regionales en todos los países y hemos logrado grandes avances en el país, como la Ley de pago en 30 días, modernización tributaria, empresas en un día, etc”.

“Queremos ser un gremio de futuro, valoramos la equivocación y aplaudimos a todos los que se atreven. Tratamos de construir una sociedad que pase de la pifia al aplauso porque somos sociedades q siempre critican, es lo más fácil, pero qué hace cada uno para participar de su sociedad, cómo se compromete con el desarrollo de su país, es en lo que trabajamos”.

Finalmente, Alejandra refirió que ya han abierto, en Miami, la Asociacion de Emprendedores de Miami (ASEMIA) porque consideran que hay muchos latinos emprendedores que necesitan de más apoyo. “Solo hay dos maneras de cambiarle la vida a las personas: el emprendimiento y la educación. Deben ser la base de lo que se construya en un país, pero primero tenemos que partir por creernos el cuento. No nos creemos capaces y eso no es así, tenemos un valor y recursos para desarrollar y tenemos que emplear nuestro talento y eso implica dos cosas; el creérnoslo y el juntarnos”.

Comparte en:

Vea también