Liliana Rojas: “Los tres principales retos económicos de Perú en épocas de pandemia”

16:32 12 Enero, 2021

La reducción de los altos niveles de informalidad en el país para generar una eficaz presión tributaria y dejar de depender de factores externos, como la demanda de los commodities que Perú exporta, y lograr un eficiente gasto público, serán necesarios para que el país mantenga la fortaleza fiscal, subrayó Liliana Rojas-Suárez, Directora de la Iniciativa Latinoamericana del Center for Global Development de Washington DC.

“Sé que es tremendamente difícil aumentar la presión tributaria con tanta informalidad. Pero se debe de llegar a un consenso de que tener una presión tributaria de solamente 15% es inaceptable, está muy por debajo de los ratios de 20% y 25% de países emergentes con niveles de desarrollo similares a los de Perú”, dijo en el marco de la 58° edición de CADE Ejecutivos, durante el panel ‘Enfrentando los retos sociales y la reactivación económica’.

 

Rojas-Suárez instó a no conformarnos con que la fortaleza macro dependa, en mayor parte, de factores externos que no se puedan controlar como la dependencia de la demanda por los commodities. Por ello, dijo que se debe repensar en otras vías para mantener esta fortaleza fiscal

“Aunque con menor intensidad que otros países de la región, el crecimiento de Perú depende fuertemente de los precios de los commodities, especialmente del cobre. Esto ha hecho que entre el período 2014-2019 en el que se acabó el boom de commodities, el crecimiento económico fuera mediocre”, recordó.

En cuanto al Gasto público, señaló que el principal problema es la asignación del gasto, el cual tiene un mayor sesgo al gasto corriente que al gasto de inversión y la ejecución del gasto, la capacidad de ejecución del presupuesto que representa un obstáculo endémico

“Se necesita gastar bien, menos en algunos rubros, pero más gasto de calidad en otros rubros, y resolver el problema tributario, con estas características, nadie puede dudar de que se necesita una reforma tributaria integral”, apuntó.

 

Asimismo, Rojas-Suárez destacó que el país se encuentra en la capacidad de financiar la necesaria expansión fiscal sin comprometer la sostenibilidad de su deuda. Sin embargo, no hay que confiarse y no se debe perder lo logrado, y para ello se debe mantener la fortaleza fiscal. “No es sorprendente que Perú estuviera entre los pocos países emergentes que lograra el acceso a la línea de crédito flexible del FMI en abril de 2020, y cuando al comienzo de la pandemia hubo una gran cantidad de bajada de calificaciones de los bonos soberanos de otros países, la calificación de bonos gubernamentales de Perú se mantuvo estable y con costos de financiamiento extremadamente bajos”, dijo.

Principales retos económicos

En cuanto a las principales dificultades que enfrenta el Perú en materia económica, Liliana Rojas-Suárez señaló que la pandemia ha creado nuevos retos económicos y que ha exacerbado retos que el país tenía desde décadas anteriores.

En esa línea indicó que el primero de estos retos es cómo crecer de forma sostenible. Según dijo, a nivel general, más allá del covid-19, los retos están en cómo no depender de los factores externos de crecimiento, sino en “cómo acelerar y poner en marcha los motores internos que solamente serán posibles con mayores tasas de ahorro e inversión doméstica”.

 

Para el caso de las soluciones para la pandemia, indicó que se debe gestionar eficientemente y rápida la vacunación de la población. “Este reto es muy difícil porque las debilidades institucionales no facilitan el proceso”.

El segundo de los retos es cómo proteger los logros adquiridos previos a la pandemia. Ello enfocado en la credibilidad e independencia de las instituciones. “En este momento la credibilidad la tienen muy pocas entidades, como el BCRP, la SBS, pero hay riesgos muy grandes de retroceder institucionalmente en lo logrado, y con ello retroceder en las bases de crecimiento con las que se contaban.

Finalmente dijo que se debe buscar cómo no desaprovechar la única oportunidad que da la pandemia de poder hacer reformas. Según comentó la economista, “lo único positivo de una crisis es que presenta una oportunidad para realizar reformas en muchas áreas y básicamente el aprovechamiento de la incorporación de tecnologías digitales que permitirían, hacer las reformas adecuadas y realimentar las áreas de credibilidad y de logro del crecimiento sostenible”, subrayó.

(Por Roberto Villena)

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también