“La riqueza de un país dependerá del Know How que tenga”

18:39 28 Abril, 2016

Ricardo Hausmann, Director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard estuvo presente en el Foro Internacional: La Diversificación Productiva y el Desarrollo Económico, organizado por Produce la tarde de hoy.

Hausmann comentó que una cosa que le llama la atención de nuestro país es la poca estabilidad de los partidos políticos pero la buena estabilidad de las políticas. “Ese es un resultado interesante y hay algunas de las políticas que tienen que ver con la diversificación productiva y sería bueno reflexionar sobre ellas y ver si el Perú las mantiene a lo largo del tiempo”.

Agregó que para seguir creciendo se tiene que repensar el crecimiento y para llegar a eso se tiene que empezar por donde empezó Adam Smith preguntándose ¿De dónde viene la riqueza de las naciones? Cuál es el secreto de la riqueza de las naciones? Qué tienen que hacer los países para volverse ricos? “Cuando Smith escribió este libro, Holanda que era el país más rico lo era cuatro veces más que el país más pobre. Hoy día, el país más pobre es Malaui y si multiplicamos por cuatro el ingreso de este país llegamos a Haití. Si multiplicamos por cuatro el nivel de ingreso de Haití llegamos a Ecuador o Marruecos y si multiplicamos por cuatro el ingreso de estos últimos llegamos a Polonia o Argentina y entre Marruecos y Polonia está el Perú. Si multiplicamos por cuatro el ingreso de Argentina y Polonia llegamos a Singapur. De modo que hoy en día el país más rico del mundo es 250 veces más rico que el país más pobre del mundo”.

Hausmann refirió que el crecimiento per cápita es un fenómeno relativamente reciente. Los ingresos han subido solamente en los últimos 200 años y si se mira este periodo más detenidamente, el crecimiento se dio en unos más que en otros.

Dijo que una de las teorías más aceptadas actualmente es la que dice que la diferencia en los ingresos de los países se debe a la diferencia en las instituciones. “Hay un libro de dos colegas míos, Daron Acemoglu y James Robinson que se llama ‘Por qué fracasan los países’ y el argumento es que se debe a la calidad de sus instituciones”.

“Mi impresión es que si bien hay diferencias allí yo puedo meterme dentro de México y encontrar que un estado como Guerrero tiene una productividad por trabajador similar a la de Honduras. Multiplico por dos a Guerrero y llego a Sinaloa que tiene una productividad similar a Jamaica. Si multiplico por dos a Sinaloa llego a Guanajuato que tiene una productividad similar a Malasia y si multiplico por dos a Guanajuato llego a Nuevo León que tiene una productividad ligeramente superior a la de Corea. Quiere decir que con la misma construcción, los mismos partidos políticos, misma tasa de interés, mismo tipo de cambio, etc, hay unas diferencias gigantescas en el nivel de ingresos, entonces hay algo más que solo instituciones para explicar esto”.

Hausmann dijo que mirando los datos del Perú vio que Apurímac tiene un ingreso per cápita similar al de Honduras, si se multiplica por dos se llega a Piura y si se multiplica por dos a Piura se llega a Lima y si se mira en algunos distritos de Lima se pueden encontrar ingresos de 20 mil dólares. “De modo que dentro de Perú con las mismas características se pueden encontrar gigantescas diferencias en el nivel de desarrollo. Esto tiene que ver con algo más allá de las políticas nacionales”.

Señaló que los economistas han coincidido en que las diferencias de ingresos de los países se deben a la tecnología. “La tecnología es una palabra que debió haber sido inventada por diplomáticos porque ellos inventan palabras que escondan los desacuerdos y tecnología tiene esa característica. Cada quien interpreta lo que le dé la gana con esa palabra. Pero para ser más precisos tenemos que explicar qué queremos decir con esta palabra y yo creo que tecnología son tres cosas:
1- Herramientas que hacen cosas.
2- Códigos, recetas, manuales, protocolos, patentes.
3- Know How. Saber hacer. Y esto a diferencia de los dos anteriores solo existe en los cerebros y se mueve entre cerebros.
El Know How es algo muy difícil de mover y la tecnología moderna necesita de un know how de tipo colectivo, no de una persona sino de un equipo coherente que esté trabajando conjuntamente para realizar una tarea”.

El especialista de Harvard continuó señalando que se debe ver cómo se mide el know how y este no se mide comparando personas sino sociedades. Por ejemplo, un esquimal puede conocer la tecnología de su sociedad a la perfección pero no la de una persona de ciudad con toda la tecnología moderna a su alcance, y viceversa, una persona de ciudad no sabría nada si se le lleva a vivir con esquimales. “La diferencia entre estas dos personas no es cuánto know how tenga cada una sino cuán distinto es el know how de cada una”.

Hausmann señaló que visto esto se debe pensar en cuánto know how se necesita para hacer un producto. “La diferencia en la forma de producir tiene que ver con cuánto know how distinto está incorporado en los productos y hay productos que requieren mucho más know how y eso se ve en la magnitud de la red de personas que tienen que cooperar con conocimientos distintos para hacer un producto”.

Comparte en:

Vea también