La Cilindrada de Pedrito y la Caja China de Juan Talledo “juntos son dinamita”

08:48 27 Octubre, 2014

Se conocieron en Mistura del 2009 y desde esa fecha pensaron en tener juntos un negocio. Ahora, Juan Talledo  y Pedro Peves, han hecho realidad esa idea y acaban de inaugurar su restaurante en Pachacamac. La Cilindrada de Pedrito y la Caja China de Juan Talledo ahora “Juntos son Dinamita”. Con ese lema ofrecen todo su sabor en la preparación de las mejores carnes en sus famosas cajas chinas y cilindros. Gan@Más conversó con ellos para que nos cuenten su nueva aventura gastronómica.

¿Cómo sale la idea de juntarse para abrir un nuevo restaurante?

Pedro  Peves (P): Hace años nos conocimos en Mistura, entablamos amistad y dijimos hay que abrir un restaurante, y ahora lo estamos haciendo.

Juan Talledo (J): Cuando nos llamaron a Mistura, en el 2do año, el 2009, participamos cada uno en lo suyo y pensamos en hacer algo juntos más adelante.

Cada uno sigue teniendo su restaurante por su lado…

P: Yo tengo en Surquillo un restaurante que se llama La Cilindrada de Pedrito.

J: Mi restaurante queda en Comas, en la avenida Metropolitana.

Y ahora paralelamente tendrán un negocio en común

J: Así es, se vio la necesidad de asociarnos, no solo los dos, sino entre los 4 o 5 que hacemos caja china, chancho al palo, cilindrada, pero nos juntamos los dos porque los otros ya tienen su local.

¿Por qué decidieron ubicarse en Pachacamac?

J: La gente viene de todos los lados por esta zona, así como antes iban a Huaral por el chancho al palo, ahora en esta zona hay variedad de comidas.

En su carta básicamente van a ofrecer chancho al cilindro y chancho a la caja china…

P: Son nuestros platos bandera, nos conocen por eso, pero también iremos ampliando nuestra carta con otros platos criollos como el arroz con pato o pollo, por ejemplo. Trataremos de tener otras variedades de carnes para quienes no gustan del chancho.

Su local ¿es alquilado?

P: Sí, lo tenemos alquilado por 5 años pero esperamos poder comprarlo antes dependiendo de cómo nos vaya.

¿Cuáles son las proyecciones?

P: La idea es seguir creciendo, tener este local pero poder abrir otros cada uno por separado. Yo tengo 14 años en este negocio, primero fui mecánico pero mi hobby siempre fue la cocina, por lo que alterné la comida con la mecánica hasta el 2007 en que el programa Panorama me entrevistó y al año siguiente vino Gastón y luego entré a Mistura, por lo que crecí rápido y tuve que cerrar mi taller para dedicarme de lleno a mi fuerte que es el chancho al cilindro. Mi hobby se ha convertido en mi principal actividad desde hace varios años.

J: Yo estoy 18 años en el mercado. Empecé de a pocos con una persona que trajo su caja china de EE.UU. y me enseñó los secretos, pero solo para su círculo de amigos que le pedían su caja prestada porque no había en esa época y me contrataban porque nadie sabía usarla.
Luego empecé con fuerza a usar esta caja china, me llamaban para un evento, luego salía otro y así. El crecer para mí ha sido de boca en boca, hasta que me conoce Gastón y me da el empujón que necesitaba.

Mistura ha sido una feria importante para ustedes…

J: Totalmente, todo el que participa en Mistura tiene la oportunidad de hacerse más conocido y salir al mundo. Yo he viajado en dos oportunidades a Chile, una por Promperú y otra por invitación de los que organizaban una feria, también fui a Nueva York con Promperú, en cada caso, me pagaron todos los gastos.

P: Hay la promoción adecuada, Mistura te abre puertas.

Y el lema de “Juntos son dinamita” cómo surgió…

J: Surgió por la promoción que el BBVA está haciendo regalando las parrillas Osso de Renzo Garibaldi. Yo le dije a Pedro, oye pero si tú haces parrillas y yo caja china y todo sale bien, juntos somos dinamita. Al final la promoción del Banco debería ser también con nosotros, tanto la parrilla como el cilindro y la caja china, todos somos del carbón, de las brasas.

También hay afinidad entre ustedes para haber podido juntarse como socios

P: Claro, aquí la cosa es transparente.

J: Aparte de la amistad y nuestro carácter, los dos somos abiertos y eso ayuda. Por ejemplo, otros colegas que tienen cilindro creen que la caja china es su competencia directa, cuando no es así. Cada uno va a jalar su clientela.

El negocio de ustedes aún no tiene nombre

P: No nos conocen con un nombre en común sino a cada uno en forma independiente. Quizás más adelante escojamos un solo nombre, pero por ahora es Juan Talledo y Pedro Peves.

J: Quizás podríamos ponerle más adelante “Juan Talledo y Pedro Peves porque juntos son dinamita”.
Algunos nos pusieron otro nombre “San Pedro y San Juan, los apóstoles del buen comer”.

¿Cómo ven las perspectivas de la gastronomía peruana?

P: Pienso que lo que hacemos es algo especial e incomparable, tengo copiones, porque he vendido los cilindros, pero no les sale igual porque no siguen las reglas, entre 3 y 4 horas es el tiempo de cocción para que el chancho salga bien, en menos no queda igual y hay gente que lo hace en dos horas o menos y aunque tenga buen sabor no es igual. Yo tengo 31 años cocinando.

J: Gastón ha sido el artífice de que todo esto suceda, yo he tenido la suerte de salir fuera y he demostrado que acá en Perú hay buenos cocineros en todas las cocinas. Sin embargo he encontrado colegas que quieren vender “gato por liebre” y como mucha gente no sabe, no se da cuenta, pero no aprecian el verdadero sabor. Falta mayor responsabilidad en cuanto a la calidad.

Creen que debe haber mayor promoción para este tipo de presentaciones

J: Creo que así como hay un día del pollo a la brasa o del chancho al palo y el cebiche, debería haber un día de la cilindrada y otro de la caja china y uniformizar el sabor, estandarizar la calidad, para que la gente no quede descontenta cuando pruebe por primera vez y no se lleve una decepción ya que los malos cocineros nos hacen quedar mal a todos y nosotros, los pioneros, somos los perjudicados.
Se tendría que uniformizar el sabor, si hago panceta o chancho entero hay que darle su tiempo adecuado a cada uno.

Chancho al cilindro

Comparte en:

Vea también