Conoce el caso de éxito de Doña Silveria, una abuela emprendedora

07:49 18 Octubre, 2019

La mayoría trabajamos más de 12 horas diarias, dedicando muy poco tiempo de calidad para nosotros y nuestras familias, cansada de esto, doña Silveria Guillermina Pari de 65 años, originaria de San Antonio de Putina (Puno), nos cuenta la clave de su éxito.

Ella enviudó cuando su esposo, víctima de enfermedades causadas por el alcoholismo, falleció dejándola con siete hijos a su cargo. No contaba con dinero y junto a sus hijos comían una sola vez al día. En esos tiempos, para poder subsistir y darles un techo a los pequeños, tuvo que dedicarse a la venta de ropa de segunda en ferias por diversos pueblitos de su localidad.

Luego aprendió a tejer y se hizo de un ingreso extra, lamentablemente, después de algunos años, víctima de la mala alimentación y largas jornadas de trabajo, su salud se vio mermada y le diagnosticaron gastritis. “Mis dolores y molestias los calmaba con medicamentos para el dolor, es entonces cuando me desesperé por no encontrar mejoría en mi salud”, indica Silveria.

Gracias a su lucha, dos de sus hijas, que estaban mejorando económicamente por un trabajo alternativo, junto a su hermano Guido Beltrán, le proporcionaron unos productos desarrollados a base de insumos andinos de Teoma. El consumo de estos, junto con un tratamiento médico y llevando una alimentación balanceada, hicieron que se sienta mejor.

Luego continuó trabajando en una feria local, en la cual no vendió nada y decidió regresar a Juliaca. Es entonces que su hijo Eber, quien ya era empresario independiente de Teoma, la inscribió hace más de un año para dedicarse al negocio propuesto por esta compañía de MLM.

Desde esa fecha, Silveria maneja sus horarios, es constantemente reconocida por la empresa en la que colabora por sus logros y sigue imponiéndose metas personales, ya que para ella no hay edad para cumplir sus sueños.

En la actualidad, doña Silveria tiene más de 60 personas en su equipo, a las cuales inspira con su historia de emprendimiento y ayuda para que sean sus propios jefes, formando parte de la red de mercadeo nacional más grande. “Seamos dueños de nuestro negocio y logremos nuestros objetivos, cumplamos nuestras metas y ayudemos a más familias”, finalizó.

Comparte en:

Vea también