Comex: Balance de los siete años de vigencia del TLC con EE.UU. es positivo

09:14 8 Febrero, 2016

El pasado 1 de febrero se cumplieron siete años desde que el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre nuestro país y EE.UU. entró en vigencia. Pese a que al principio de las negociaciones hubo mucha desinformación por parte de sectores contrarios a la liberalización de la economía, los cuales pretendieron hacer creer que este acuerdo suponía un retroceso para el comercio y bienestar de la población, los resultados muestran lo contrario, sostiene Comex Perú.

El TLC ha sido una pieza clave para el despegue de nuestras exportaciones y así lo confirman las cifras. Si bien es cierto que, entre 2009 y 2015, nuestras exportaciones totales al mercado estadounidense crecieron en promedio anualmente un 1%, las exportaciones no tradicionales –aquellas que incorporan un mayor valor agregado y generan más empleo– tuvieron un crecimiento promedio anual del 11%, agrega el gremio.

Entre las exportaciones no tradicionales destinadas a ese país, las del sector agropecuario representan el 48% y destacan por su gran dinamismo. Estas pasaron de tan solo US$ 580 millones en 2009 a US$ 1,421 millones en 2015, lo que muestra un aumento sostenido, con una tasa de crecimiento total del 145%, lo cual rebate las posturas absurdas de unos cuantos acerca de que el TLC acabaría con el sector agrícola en nuestro país.

Por otro lado, el TLC permitió que miles de empresas peruanas accedieran a una mayor tecnología para mejorar su productividad a menores costos. Tan solo en sus dos primeros años de vigencia, el monto pagado por aranceles disminuyó un 47% para nuestras importaciones. Además, en 2008 –antes de la entrada en vigencia del acuerdo– exportábamos 2,101 partidas, y hoy lo hacemos por un monto de 2,376, de las cuales 2,322 pertenecen al sector no tradicional.

Así, un 19% de las importaciones de bienes de capital para la industria provienen de EE.UU. y, gracias al TLC, ingresan a nuestro país libre de aranceles. De esta forma, entre 2009 y 2015, las importaciones de este rubro pasaron de US$ 1,219 millones a US$ 1,580 millones, con un crecimiento del 30%. De la misma manera, las importaciones de bienes de capital para la agricultura crecieron un 141% en el mismo período.

Igualmente, las importaciones de materias primas desde EE.UU. registraron un importante crecimiento entre 2009 y 2015. Por ejemplo, las importaciones de materias primas para la industria pasaron de US$ 1,617 millones a US$ 2,535 millones, con una tasa total de crecimiento del 57%. Además, las importaciones de materias primas para la agricultura crecieron un 54%, al pasar de US$ 186 millones a US$ 286 millones.

Comex refiere que las cifras nos muestran que los temores que se tenían sobre este acuerdo con uno de nuestros principales socios comerciales eran inventos sin fundamento. El TLC ha resultado más que beneficioso para nuestro comercio exterior, así como para nuestra economía en general. A través de este, las empresas peruanas pueden colocar sus productos con preferencia (y, por ende, son más competitivos) en uno de los principales mercados del mundo. Igualmente, las empresas han logrado hacer importantes ahorros al traer tecnología y equipos que se traducen en mejores precios para los consumidores finales nacionales. En ese sentido, el trabajo que lideró el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), al frente de otras 28 instituciones públicas, ha traído resultados positivos para nuestro país, agrega el gremio.

“No le tengamos miedo a la apertura comercial, pues las cifras nos muestran que realmente beneficia a nuestra economía. Este TLC es una prueba de ello. Esperamos ver pronto el inicio de las negociaciones con la India, así como un gran avance para cerrar lo antes posible el TLC con Turquía. El Mincetur debe seguir abriendo mercados. Marruecos, Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Vietnam, el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG), entre otros, representan una gran oportunidad”, finaliza Comex en su último Semanario.

Comparte en:

Vea también