Cencosud y Falabella son los más grandes retailers de América Latina

20:21 15 Enero, 2015

Con ventas por US$ 19,855 millones, la cadena chilena Cencosud –dueña en Perú de Wong y Metro- es el mayor retailer de América Latina, de acuerdo con el informe Global Powers of Retailing, elaborado por la consultora Deloitte.

A nivel mundial, de una lista de 250 empresas, Cencosud se ubica en la posición 47 y cuenta con operaciones en cinco países. Otra chilena, Falabella, también con presencia en el mercado peruano, es la segunda cadena más grande de la región con ventas por US$ 11,377 millones. Dicha empresa se ubica en la posición 88 del ranking global.

A nivel regional, México logró sobresalir también en la lista de minoristas con cinco participantes: Soriana (US$ 8,240 millones) fue la mejor posicionada en tercer lugar y en la posición 127 a nivel global; Femsa (US$ 7,655 millones) ocupó el lugar 134; Coppel (US$ 6,304 millones) en el 149; Chedraui en el 176; y Liverpool en el 177. Por su parte, los brasileños lograron ocupar la posición 150 con la firma Lojas Americanas y la 247 con Magazine Luiza.

La lista mundial es encabezada por la estadounidense Wal-Mart con una facturación de US$ 476,294 millones, seguido por su compatriota Costco con ventas por US$ 105,156 millones y por la francesa Carrefour con US$ 98,688 millones.

Recientemente, el Grupo Falabella anunció su plan de crecimiento orgánico para el periodo 2015-2018, que contempla inversiones por US$ 4,363 millones. “Esto se traduce en inversiones en puntos de venta actuales y nuevos, pero también en la infraestructura logística y plataformas tecnológicas que nos permitirán servir mejor a nuestros clientes y aprovechar las oportunidades que nos abre la expansión del comercio electrónico” aseguró Sandro Solari, gerente general corporativo de esta compañía.

En tanto, los analistas prevén que Cencosud presente un plan conservador para este año, cuyo monto oscilaría entre US$ 500 millones y US$ 700 millones. Estas proyecciones, si bien están casi en línea con los US$ 425 millones destinados en 2014, serían inferiores a los US$ 1,285 millones que desembolsaron en 2012 o los US$ 731 millones de 2013.

La menor inversión se debería a que la firma ha quedado golpeada por el endeudamiento, tras la compra de Carrefour Colombia por US$ 2,600 millones, la subida del dólar y la desaceleración del consumo en los mercados donde opera.

Comparte en:

Vea también