“Cada vez ser emprendedor y lograr financiamiento es más fácil”

07:00 24 Agosto, 2020

Para cuando se graduó de la universidad, en el año 2010, Cecilia Ezquerro fundó el primer coworking en México, este espacio donde emprendedores pueden ejercitarse en habilidades para el desarrollo de sus emprendimientos surgió de la necesidad, sin embargo, no tuvo los resultados que esperaba.

Durante su participación en el Perú Venture Capital 2020, Cecilia, ahora asociada de 500 Startups LatAm, contó mayores detalles sobre los logros y fracasos que encontró en su proceso de ser emprendedora.

“He sido dos veces emprendedora, y dos veces he tenido que tomar la difícil decisión de dejar el negocio, y por ello considero que ser resiliente tiene también mucho que ver con ser antifrágil y saberte renovar personalmente, no solo a la empresa”, menciono sobre su trayectoria.

 

Primer proyecto

Luego de volver de un viaje de estudios, Cecilia Ezquerro, junto al apoyo de su hermano, fundaron un emprendimiento al que llamaron Integral, el cual era un espacio de coworking, que inició cuando ya había culminado la universidad. Este proyecto, le dio a Cecilia su primera enseñanza: Solo lograr financiamiento familiar.

“Esto fue un error porque no se estaría validando la idea con nadie fuera de la familia. Y, básicamente un espacio de coworking es un negocios a fin de cuentas, y teníamos que cambiarle los hábitos a las personas porque no estaban acostumbradas a trabajar así”, explicó.

Los resultados para este primer emprendimiento se dieron cuando notaron que, al no estar las personas adaptadas a este nuevo modelo de trabajar, no tuvieron mayor número de usuarios, por lo cual considera que este primer proyecto fue un ’emprendimiento al revés’.

De hecho, para el año en que fundó este negocio, en el 2010, a nivel mundial solo se contaban 300 espacios de coworking, y en México solo se tenían registrado 2, sin embargo, ahora existen más de 20 mil en todo el mundo.

“Entendí que estaba haciendo el emprendimiento al revés, cuando por fortuna Startup Weekend tuvo sus primeras ediciones en México, y ahí conocí sobre lean startup, y otras metodologías, entendí que se tienen que salir a hablar con el usuario antes de construir cualquier proyecto”, recuerda.

 

Segundo proyecto

Mandalah, fue una de las empresas en la que Cecilia pudo trabajar durante casi un año, y es ahí donde conoció más sobre marketing, sobre cómo manejar portafolios de productos, de investigación no tradicional, de comprender insights, de cómo conectar con usuarios. Y, ello la encaminó a iniciar su segundo proyecto: Leco.

Desde el 2015 a la actualidad viene funcionando Leco, una plataforma para ayudar a usuarios a comprar lentes de contacto. Este emprendimiento, a diferencia del anterior, según consideró Ezquerro, fue trabajado desde un mercado que ya existe, y brindando un servicio de calidad.

“Actualmente las ópticas no entienden que los lentes de contacto son un producto de recurrencia, y que son una especie de área donde las personas tienen hábitos cíclicos, y entonces no las atienden bien”, explicó.

 

En estos cinco años de trayectoria, Leco ha logrado pasar de tener 12 clientes a más de 3,000 clientes recurrentes. Sin embargo, Cecilia Ezquerro, se preguntó qué más podría hacer y ha vuelto a entrar a una fase de exploración.

Para ella estas dos experiencias le brindaron a Cecilia muchos conocimientos, y entre ellos comprendió que ahora comenzar un emprendimiento es mucho más factible económicamente. “Cada vez ser emprendedor y lograr financiamiento es más fácil”, señaló.

Cabe destacar 500 startups es un fondo de inversión global, más activo en la etapa más temprana. “Tenemos inversiones en más de 2 400 empresas y en 75 países”, finalizó.

(Por Roberto Villena)

Comparte en:

Vea también