Aprueban nueva regulación de las Sociedades Agentes de Bolsa para impulsar opciones de inversión

09:22 23 Diciembre, 2015

La Superintendencia del Mercado de Valores aprobó el nuevo Reglamento de Agentes de Intermediación (RAI), mediante la Resolución SMV N° 034-2015-SMV/01, publicado el 19 de diciembre de 2015 en el diario oficial El Peruano. El RAI tiene como objetivo promover nuevas opciones de inversión, reducir los costos para las sociedades agentes de bolsa (SAB) y potenciar su supervisión.

Cabe señalar que las SAB tienen como actividad fundamental la intermediación (compra, venta, colocación, etc.) de valores mobiliarios en mecanismos centralizados de negociación, como la Bolsa de Valores de Lima. Actualmente, el mercado peruano cuenta con veinte y siete (27) sociedades agentes de bolsa y una sociedad intermediaria de valores con autorización de funcionamiento emitida por la SMV.

Cabe señalar que al 30 de noviembre de 2015 las SAB han intermediado valores por un monto de S/. 40 913 800 121,32 (cuarenta mil novecientos trece millones ochocientos mil ciento veintiuno y 32/100 nuevos soles).

Dentro de los principales objetivos y modificaciones de este reglamento se encuentran los siguientes:

1. Se promueven nuevas opciones de inversión

Con el objetivo de promover su fortalecimiento, el RAI precisa algunas actividades que son propias de las sociedades agentes de bolsa como: (i) asesoría económica y financiera; (ii) operaciones de fusiones y adquisiciones; (iii) valorización de activos y negocios en marcha; entre otros.

Asimismo, el proyecto promueve que las SAB comercialicen los títulos de créditos hipotecarios y las facturas negociables.

2. Se reducen costos de las SAB

Los servicios de las SAB solo pueden ser ofrecidos al inversionista a través de sus representantes, los que son debidamente autorizados por la SMV. Por ello, el reglamento segmenta y consolida los requisitos de estos representantes, en tanto son el pilar fundamental de la interacción entre las SAB y los inversionistas.

Por otro lado, con el fin de establecer estándares adecuados de capacidad de los representantes y considerando la nueva segmentación, los representantes solo serán autorizados si presentan una certificación de conocimientos. Esta certificación tendrá una validez de tres (03) años y será emitida, previo examen, por una universidad elegida por la SMV mediante una convocatoria pública.

3. Se fortalecen los indicadores prudenciales

Finalmente, se modificaron los indicadores de liquidez y solvencia, así como su composición. Esta modificación tiene como objetivo que cada SAB tenga los activos necesarios para que guarden correspondencia con los riesgos de su estructura de negocios.

El nuevo RAI forma parte de los esfuerzos de la Superintendencia por dinamizar el mercado de valores a través de una regulación moderna y adecuada a los estándares internacionales.

Comparte en:

Vea también