Acerinox y Grifols: empresas españolas que reinan en EE.UU. a pesar de la crisis

17:28 12 Agosto, 2014

En la década del sesenta España era una nación emergente y con altas tasas de analfabetismo, y su sector empresarial era muy limitado, pues las pocas compañías que existían estaban bastante reguladas y siempre se topaban con obstáculos. Sin embargo, en aquellos años surgieron dos negocios familiares que con el paso del tiempo se convirtieron en industrias con gran éxito mundial, sobre todo en los EE.UU.

Nos referimos a Acerinox, dedicada a la producción de acero inoxidable, y Grifols, especializada en los derivados de plasma sanguíneo, empresas que han sido estudiadas por Paloma Fernández, profesora de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, quien habló sobre ambas durante una charla que dio en la Universidad del Pacífico.

Acerinox ingresó a los EE.UU. en 1993 y actualmente tiene el 40% del mercado y según un ranking elaborado en el 2012 ocupa el sexto lugar, a nivel mundial, de las industrias de ese sector.

“La innovación tiene que ver, más que con la tecnología, con el tipo de mercados y con el tipo de países en el que las empresas están trabajando”.

Fernández comentó que esta empresa aprovechó el declive de las compañías del acero en algunos estados como Kentucky, para ingresar con fuerza a la primera potencia mundial, que habitualmente es muy cerrada cuando la competencia desea situarse en el mismo terreno, y para evitar tropiezos tuvo como colaboradores a industrias japonesas como Nisshin Steel y Nissho Iwai.

Como un imperio

En el caso de Grifols la especialista española recordó que en 1975 aún era una compañía pequeña con pocas probabilidades de ganar el equivalente actual de un millón de euros; pero, con su ingreso a los EE.UU. el panorama cambió y ahora factura anualmente montos que superan fácilmente las cifras de seis dígitos.

“En los noventa comenzaron a asociarse con empresarios estadounidenses y tiempo después estos compraron acciones y de esa manera se dispararon los ingresos”.

Grifols comenzó importando plasma sanguíneo, a los hospitales de los EE.UU. en los setenta, y en los ochenta tuvo su prueba de fuego, ya que con la aparición del sida tuvo que reconocer que dentro de sus reservas se hallaron muestras contaminadas las cuales tuvieron que ser reemplazadas rápidamente para evitar contagios y protestas.

Actualmente, el 88% de la sangre que se dona a los EE.UU. es captada por los centros de Grifols que se encuentran en todo ese país, y según detalló Paloma Fernández el 34% de este negocio español se centraliza en la mencionada nación norteamericana.

Consejo ganador

La docente española consideró que para lograr el éxito, en un país poderoso, hay que pasar primero por la fase del aprendizaje y la apertura mental, es decir, conocer la cultura y el idioma de la nación donde se va a desarrollar la empresa para conseguir la adaptación que será lo que permitirá que haya un buen desempeño.

La inversión directa de las empresas españolas en los EE.UU. ha llegado a bordear los 48 mil millones de euros en los últimos cinco años, con lo cual queda claro que es el destino donde el crecimiento ha sido más alto, incluso superando al mercado chino, y en plena crisis económica.

“Son 700 las multinacionales españolas que están en EE.UU. y representan el 17% del total de las compañías que comercian en ese país y emplean a 78,000 estadounidenses”.

Familias sabias

Finalmente, Fernández dijo a Gan@Más que el éxito de Acerinox y Grifols en los EE.UU. se debió básicamente a que las familias que manejan estas empresas tomaron la decisión de hacer inversiones a largo plazo, para poder reinvertir beneficios y no repartir dividendos a los accionistas, lo cual es una buena estrategia sobre todo en épocas de crisis.

Cuando el mercado pasa por un mal momento hay compañías que comienzan a vender todo a un bajo precio y es ahí cuando las empresas, a las que aún les va bien, tienen que aprovechar la oportunidad para comprar y hacerse más fuertes, una estrategia que han empleado estas dos industrias de la Madre Patria en más de una ocasión en el país del Tío Sam.

(Por Bruno Bartra Bazán)

Comparte en:

Vea también