“Whoopy Pye”, el emprendimiento de dos escolares de Tacna

13:38 11 Noviembre, 2014

Liliana Berríos profesora y tutora del colegio Santa Ana de Tacna acompaña a sus dos alumnas de 2do y 4to de secundaria seleccionadas dentro de uno de los dos grupos invitados al Emprende PUCP 2014 y que además de emprendedoras llevan el curso de Comercio Exterior. “Tacna por ser una zona altamente comercial se ha propuesto que todos los alumnos lleven el curso desde 3ero de secundaria”, comenta la profesora.

Aprender a emprender, programa del CIDE PUCP ha permitido que 60 alumnas puedan llevarlo pero solo un grupo pudo asistir al evento. “Las 60 alumnas fueron escogidas de acuerdo a un diagnóstico previo en el que se vio quiénes tenían las aptitudes o destrezas con ese espíritu innovador y emprendedor”, refiere Liliana.

Ana Gabriel de 15 años, alumna del 4to de secundaria y Alexia de 2do con 14 años, son dos escolares que tienen una empresa llamada Whoopy Pye.

Quien diría que en un colegio de provincia se están comercializando estos productos que recientemente salieron al mercado en Europa y que acá en Lima todavía no se escucha mucho de ellos. Es la magia del internet que abre las puertas del mundo a chicos y chicas de cualquier lugar del país con ganas de emprender.

Ana Gabriel comenta “creo que al Perú le faltaba este tipo de apoyos porque hay jóvenes que desde chicos están pensando en una idea de emprendimiento y ahora que se están capacitando pueden llegar a ser exitosos”.

Alexia dice “estamos en un proyecto de postres, hacemos unos bizcochos con diferentes rellenos y ya empezamos a comercializarlos en el colegio. La idea que teníamos al principio era hacer comida saludable pero como el tema era muy extenso y no había en qué centrarnos nos decidimos por los Whoopie Pye que en Europa han desplazado a los Cupcakes y que acá poco se conoce. Creemos que si seguimos podríamos lograr que este producto se expanda”.

Sus whoopies cuestan un sol y para el capital inicial invirtieron entre 28 y 35 soles y cada vez van duplicando esos montos, esperando poder venderlos a clientes más estables y en forma más masiva y no solo en el colegio.

Ana Gabriel: “A mí me gustaría seguir con el proyecto para ver hasta dónde puedo llegar pero también ir a la universidad, aunque por ahora todavía no sé lo que quiero seguir. Creo que en cada colegio se debería enseñar, desde primaria, el emprendimiento, para que los niños vayan creciendo con esa idea hasta poder concretarla de más grandes”.

Alexia: “A mí me gustaría estudiar una carrera, me inclino por arquitectura pero también quisiera seguir con el proyecto porque me gusta, es algo que disfruto hacer y me relaja. También quisiera que se pueda trabajar el emprendimiento con los niños de las calles para que ellos tengan alguna oportunidad y puedan salir de ellas”.

Comparte en:

Vea también