Universidad Ruíz de Montoya lanza su incubadora para apoyar los emprendimientos

09:39 14 Noviembre, 2015

El decano de la Facultad de la Ingeniería y Gestión de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya y ex ministro de Trabajo, Fernando Villarán, presentó el Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (CinDE) de dicha casa de estudios, el cual tendrá como funciones ser una incubadora de negocios para los emprendimientos de los alumnos y dar servicios a empresas de cualquier tamaño.

Villarán consideró que aunque haya buenas condiciones siempre es complicado crear una institución de este tipo, por lo cual agradeció al equipo de trabajo encargado de esta tarea, los cuales ya contaban con una experiencia ganada en el Instituto de Acción Empresarial (IPAE). La Directora del CinDE es Ava Alencastre, ex Directora Académica de IPAE.

“Este equipo humano es el corazón de la institución, no son solo tres personas calificadas, sino que traen una valiosa experiencia en los últimos años en una institución como IPAE que está muy vinculada al mundo empresarial”, indicó.

Sostuvo que uno de los aportes más importantes son los vínculos y relaciones que les ha permitido ahorrar muchos años para tender estas redes. “Sin contactos es difícil tener éxito en una institución o en una empresa que al final logra insertarse en el mercado”, anotó.

Cinde 2

 

Funciones

El ingeniero Villarán informó que la primera función del nuevo centro es ser una incubadora, que se dedicará a ayudar a los alumnos que tengan emprendimientos en mente. “Los vamos a acompañar en todas las fases: contactos, relaciones, en fin, los vamos a ayudar a resolverlo juntos, pero las ideas las traen los alumnos, nosotros las podemos canalizar pero no reemplazar”, señaló.

La segunda función – recalcó- será la de brindar servicios de desarrollo a las empresas, los cuales ya se vienen impartiendo desde hace algunos meses. “Principalmente estamos dando cursos, capacitación, incluso en la modalidad in-house, es decir, en las mismas empresas. Vamos atendiendo esas necesidades particulares de crecimiento y consolidación para mejorar el capital humano y las relaciones con el mercado y universidades. Nuestra propia existencia es generar vínculo con las empresas”, manifestó.

Mencionó que están apoyando tanto a las grandes y medianas empresas, a las que se les cobra por los servicios, como a las pequeñas y microempresas, muchas de las cuales no pueden pagar todo el proyecto. Por ello, informó que están firmando un convenio con el Ministerio de la Producción para apoyar a cinco empresas de calzado de Trujillo. “Nosotros llevamos a os técnicos para que mejorar su productividad y conectividad con el mercado. Esto se hace con plata del Estado”, refirió.

Finalmente, indicó que la tercera función será dar la oportunidad a los estudiantes a que hagan sus prácticas pre profesionales en las mypes o empresas más grandes que soliciten los servicios del CinDE.

Atrévete

Para pensar en el cambio, el decano Fernando Villarán hizo referencia al lema de la universidad: Atrévete a cambiar el mundo. “En mi época eso implicaba meterse en la política, pero ahora se puede hacer desde las empresas, pero de forma innovadora, que haga la diferencia”, afirmó.

A su entender el emprendedor que más ha cambiado el mundo es Henry Ford, quien está asociado a la creación de una línea de montaje para la producción en masa de autos. Sostuvo que el mayor aporte de Ford no fue ese sino la creación del concepto del auto barato, que lo puedan usar todos y no solo unos cuantos.

“Su primer auto lo vendió a 200 dólares, pero no fue solo eso, sino que creó el mercado que iba a comprar los autos que producía. Para eso le duplicó el sueldo a sus propios trabajadores, con lo cual evitó que el talento se fuera a otras empresas y generar una clase media, una sociedad de consumo que compre su producción”, destacó.

Indicó que hoy Estados Unidos es el país que mejores sueldos paga en el mundo, lo cual se inició con una decisión de Ford, la cual ha cambiado esa nación, la industrializó y la convirtió en potencia.

Ante ello, Villarán sostuvo que la nueva ola de innovaciones que los jóvenes emprendedores van a encarar está relacionada con la forma de reemplazar el actual sistema de transporte en el mundo, donde ya ha quedado demostrado que el auto particular que consume gasolina ya no tiene espacio en las calles. “Hoy no hay condiciones para fabricar autos pero la creatividad de los jóvenes es ahora más arriesgada para imaginarse un mundo diferente”, concluyó.

Comparte en:

Vea también