Siete pasos claves para lograr una exportación exitosa

08:02 21 Junio, 2016

“Si alguien quiere empezar un emprendimiento de negocio la formalización es sumamente importante, cuesta pero te ayuda a crecer como empresa”, así lo expresó el capacitador Daniel Anteparra, durante la conferencia denominada “Aprendiendo  a exportar”, organizado por PROMPERÚ y dirigido a pequeños empresarios con  el objetivo de que  puedan internacionalizar sus productos.

Según el especialista uno de los principales pilares para la exportación de un producto es la formalización de la empresa. “Debes estar registrado como persona  natural o jurídica para que tu empresa sea reconocida legalmente y obtengas un número de RUC. Además, debes tener vía libre para emitir boletas de ventas o facturas comerciales”. Todo este procedimiento se realiza en la SUNAT.

La segunda etapa del proceso es la ejecución de un estudio de mercado. “Es necesario que el empresario realice un análisis del mercado para determinar la demanda potencial y oportunidades de negocio”, indicó Anteparra. La información básica que se debe obtener en este estudio es el entorno político y sociocultural del país donde se desea exportar, como también las características  del entorno económico.

La tercera etapa definir el perfil del producto donde se determina las bondades de lo que se desea exportar. “Es vital analizar si tu producto es exportable, es decir, si responde a la demanda, preferencia o gustos de consumo del exterior. Saber que lo diferencia de la competencia y si cumple con los estándares de calidad, cantidad y si responde al cuidado del medio ambiente”, recomendó Anteparra a los pequeños empresarios.

La promoción del producto es la siguiente etapa, y es aquí donde el exportador tiene que ver la forma de lograr el reconocimiento de su producto en el mercado internacional. “Para alcanzar ello, es necesario utilizar herramientas de  promoción comercial como ferias internacionales  que permiten  mostrar el producto, a la vez, que se establece contacto con potenciales compradores. Otra forma, de contactar clientes es  a  través de las ruedas de negocios o misiones empresariales”. Además Anteparra resaltó el aporte de las tecnologías de la información en este proceso.

El siguiente pilar para la exportación es el contacto comercial. “Una vez establecido el contacto con tu potencial comprador y haber enviado la información sobre la empresa y los productos (cotización, catálogo, ficha técnica, muestra) debes desarrollar un contrato de compra – venta internacional. Cabe precisar, que si el monto es mayor a US$ 5,000, se tiene que iniciar el trámite operativo con un agente de aduanas”.

La sexta etapa viene a formar parte de los trámites de aduana donde el exportador debe enviar a su agencia de aduanas los documentos comerciales de embarque  exigidos por el importador. “En base a ellos, la agencia de aduanas realiza los trámites ante la SUNAT, solicitando la Declaración Aduanera de Mercancía (MAD), documento oficial para legalizar la salida oficial de los productos. En caso el despacho sea inferior a los UU$ 5000, tú mismo puedes realizar el trámite ante la SUNAT”.

El último eslabón de la cadena de exportación es el embarque al exterior. En esta etapa final, la agencia de aduanas solicita a la agencia de carga la numeración del documento de embarque para el traslado del producto a la nave. “Luego la aduana te entrega los documentos de embarque para que lo remitas al banco y al importador, vía curier. Finalmente, si cuentas con una carta de crédito en las que se establecen las condiciones de entrega del producto (lugar, precio, forma de pago, entre otros), tu banco envía  los documentos al banco emisor y, si este los encuentra conformes, procede a hacer la transferencia del pago a tu cuenta”, finalizó Anteparra.

(Por Gian Marco Gutierrez)

Comparte en:

Vea también