Sebastián con su empresa de adoquines y helados vende S/. 500 cada semana en Moquegua

09:42 10 Noviembre, 2014

Sebastián Ramos del colegio Robert Gagne, de Moquegua, que cursa el 5to de secundaria participó como asistente del Emprende PUCP 2014 y tuvo la oportunidad de escuchar y ver a reconocidos empresarios y emprendedores que empezaron como él y hoy tienen prósperos negocios.

Sebastián tiene, junto a un grupo de amigos de aula, una empresa llamada Moquegua Frozen en la que elaboran adoquines, helados, paletas, etc. “La idea surgió porque quería comprarme una guitarra y no me gusta pedirle plata a mis papás, entonces ví que vender adoquines era rentable y empecé este negocio antes de ingresar al proyecto escolar”.

Cuenta que para saber y conocer a su competencia tuvo que probar los adoquines y helados que hacían, dándose cuenta que eran muy aguados o tenían muy poca leche y para nosotros lo más importante es elaborar un producto de calidad para que el cliente esté satisfecho, nos reconozca y quiera más. “Nosotros le compramos la leche a mi amigo, a un sol cincuenta el litro. Él tiene su chacra y le vende a Gloria el litro a 80 céntimos, nosotros le pagamos más pero igual nos sale más barato que comprando en la feria donde cuesta 2 soles el litro”.

Sus adoquines los hacen de leche con fruta y con los helados están preparando prototipos de envases de acuerdo al sabor. “Por ejemplo acá en Moquegua se produce bastante palta, entonces nosotros estamos haciendo helados de palta y nuestros envases serán con la forma de una palta”, comenta Sebastián.

Tanto sus adoquines como sus helados cuestan un sol y venden alrededor de 500 cada fin de semana en la feria que abre los sábados y domingos. Con los helados recién han empezado y se venden algo de 50. “Semanalmente nuestros ingresos son algo de 550 soles, descontando los gastos nos queda algo de 300 soles y como somos tres ganamos 100 cada uno, que es un buen ingreso para nosotros”.

Refiere que al principio tenían mucha competencia en la feria, pero ahora que la gente los conoce y ya probó sus adoquines los prefieren a ellos. “Competencia había bastante pero ahora ya ni van a la feria porque saben que nos prefieren a nosotros”.

Sebastián quiere terminar una carrera profesional de administración de empresas y seguir los pasos de su tío que es empresario en Arequipa y presidente del grupo de empresarios de esa ciudad. “En el lugar donde vivo no hay muchas oportunidades y eso no depende de los jóvenes, por eso quiero emigrar a Arequipa o Lima donde tenga más oportunidades. Somos la esperanza y el futuro y yo espero prosperar, por mi bien y el de mi país”.

Comparte en:

Vea también