Saga Falabella: Para hacer responsabilidad social no se requiere mucho dinero sino ser creativos

12:20 22 Noviembre, 2015

Jimena Baca de la Piedra, jefe de empleo y desarrollo de Saga Falabella señaló que para hacer responsabilidad social no se necesita invertir mucho dinero, sino ser creativos, tener mucha innovación y ver cómo ayudar al país para crecer y ser cada vez mejor.

Refirió sentirse muy orgullosa de compartir los logros obtenidos como empresa. “Este año fuimos 1er puesto en el 1er ránking que se hizo en el Perú sobre equidad de género. Es un premio que OWIT (Organización Internacional de mujeres en negocios) y Aequales (consultora empresarial en equidad de género) nos entregaron, pero no solo eso, sino que otras dos empresas del grupo estuvieron dentro del ranking: Sodimac y Banco Falabella”, dijo.

Agregó que más importante que recibir premios es que sus colaboradores sientan que son una empresa que hace cosas por la sociedad.

“También recibimos el premio en el ranking Great Place to Work. En este ranking los trabajadores cuentan qué tan felices están en sus empresas y a mí me hace muy sentir muy orgullosa formar parte de esta empresa, desde el 2008, e ir creciendo en el ranking. Mucho de este sentimiento se debe a los programas que tenemos y también porque estamos muy comprometidos con los derechos laborales y humanos”, agregó Jimena en su participación en la VIII Cumbre Pyme APEC 2015, organizado por Comex Perú.

Programas

De otro lado, explicó los programas que tienen de responsabilidad social con los cuales tratan de contribuir al desarrollo del país.

Haciendo Escuela: Es un programa que trabajan con los colegios Fe y Alegría en el cual, a través de su programa de voluntariado corporativo, sus asociados ofrecen su talento y habilidades en diferentes materias enseñando y ayudando a los niños. Por ejemplo dando clases de fútbol, arte, etc.

Un ladrillo un sol: Es una campaña interna para que los trabajadores aporten un sol que se les descuenta de sus boletas y sirve para financiar más aulas u otras necesidades de estos colegios. “Hemos hecho una sala de cómputo, donando también computadoras, un taller de industria del vestido, donde se enseña a los jóvenes sobre la moda, etc”, dijo Jimena.

El Círculo Virtuoso: Es un programa que permite a los egresados de los colegios Fe y Alegría poder trabajar en Saga Falabella cumpliendo horarios de medio tiempo para que puedan generarse un ingreso que les permita seguir estudiando o aportar a sus hogares.

Coach Exit: Invitan a ejecutivos de la empresa a que sean mentores de niños y jóvenes y los alienten a seguir sus sueños y metas, los motiven a seguir adelante, a pensar que no hay límites para su crecimiento y los acompañen a conocer las diferentes áreas y el ciclo de valor de la empresa para que puedan escoger qué carrera quieren seguir, qué quieren llegar a ser, dónde se ven en el futuro.

Compartiendo experiencias: Se invita a un promedio de 100 personas que son adultos mayores, en situación de vulnerabilidad, para que trabajen como monitores de empaque y supervisen a la gente joven. Esto ha funcionado muy bien, se ofrece a medio tiempo y para campañas puntuales como día de la madre o navidad.

Inclusión laboral para mujeres en situación de vulnerabilidad: Este programa se hace con Comex Perú, el Centro Empresarial Chileno-Peruano, colegios Fe y Alegría y el Grupo Falabella. Se busca que todas las empresas retail incluyan a mujeres en situación de riesgo y les den la oportunidad de un trabajo. “Se ha hecho un programa de entrenamiento con Comex que dura dos meses y donde estas mujeres aprenden diferentes habilidades para desarrollarse en distintos puestos dentro de las empresas de retail, tanto en Saga como en Totus. Pueden desempeñarse como vendedoras, reponedoras, panadería (Totus), etc. Buscamos darles empleos dignos y que puedan aportar a la canasta familiar”, comentó Jimena.

Compartiendo sueños: Es un programa interno en el que, cada tres meses, los trabajadores pueden escribir su sueño y presentarlo. Se revisa por un comité y la empresa da un bono al soñador seleccionado. “Por ejemplo, el sueño de una de nuestras colaboradoras, Evelyn, del área de contabilidad fue conseguir dinero para el tratamiento post operatorio de su hijo que fue operado del corazón. Son cosas que pueden parecer pequeñas pero que significan mucho para nuestros colaboradores”.

Inserción de personas con discapacidad: Saga Falabella trabaja, desde hace varios años, con el centro Ann Sullivan contratando a personas con habilidades diferentes. “Hasta el momento tenemos 56 personas y esperamos llegar a 100 para fines de año. Queremos demostrarles que hay equidad y que estamos ofreciendo las mismas oportunidades que al resto de personas”.

Comparte en:

1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
jorge o.velarde arista
jorge o.velarde arista
22 Febrero, 2016 11:34

muy bueno y asertado las enseñanzas compartidas por grandes profesionales del grupo saga falabella.

Vea también