Reforma Tributaria: Cambios en la Ley del Impuesto a la Renta y cómo afrontarlos

13:04 2 Octubre, 2018

La Ley del Impuesto a la Renta ha sufrido severas modificaciones durante los últimos meses. Estos cambios afectarán la manera de registrar los gastos de los no domiciliados en nuestro país y también las inversiones que se realicen desde Perú hacia los llamados ‘Paraísos Fiscales’.

Álvaro Arbulú, socio en Consultaría Tributaria de EY Perú, comenta cómo afrontar estás modificaciones, cuáles son las aspectos más relevantes, qué traerá la reforma tributaria en el Impuesto a la Renta, y qué es lo que va a suceder a partir del 1 de enero del próximo año con los gastos y retribuciones de los no domiciliados.

No domiciliados

Actualmente la regla para poder deducir una regla por no domiciliado es que simplemente se haya devengado y cumpla con la causalidad. Pero cuál es la regla para pagarle al fisco la retención o el equivalente a la retención.

“La norma dice que es cuando uno pague o cuando se registré el gasto, de lo que ocurra primero. Sin embargo, a partir del primero de enero la regla para deducir los gastos por no domiciliados va a ser similar a las que se tienen por los gastos de planilla”, explicó Álvaro.

Es decir, se podrán deducir los gastos por no domiciliados, siempre que se haya devengado en primer lugar. Pero además, que se haya pagado hasta antes de la presentación de la declaración jurada anual del ejercicio.

(LEA También: EY Perú: ¿Cómo prepararnos frente a la reforma tributaria?)

Lo que recomienda Álvaro en este caso es revisar los contratos de prestación de servicios que se puedan tener con vinculados o con no domiciliados, es decir, no residentes en Perú.

Paraísos Fiscales

Otro de los cambios está relacionado con los países no cooperantes y regímenes preferenciales. Actualmente hay una serie de limitaciones cuando se realizan operaciones con los paraísos fiscales.

“En este caso no se puede deducir los gastos incurridos con un paraíso fiscal en un territorio de baja imposición. Por ejemplo, si una empresa en Panamá me presta un determinado servicio no lo podemos deducir como gasto”, explicó.

Sin embargo, hay excepciones para estos casos, como los financiamientos o seguros otorgados por la empresa en el país extranjero.

“Entonces esto ha hecho el gobierno, eliminar la lista clásica que se tenía de los paraísos fiscales, y está entrando en una terminología de países no cooperantes o que tienen un régimen fiscal preferencial”, dijo.

El impacto de este cambio se verá reflejado en las transacciones que, por ejemplo, estén sujetas a precios de transferencia. Además, los gastos y pérdidas que se puedan originar con los países no cooperantes con estas jurisdicciones serán no deducibles, pero podría tener excepciones como en el caso de los financiamientos.

Para esta modificación, Álvaro recomendó verificar cuáles son las operaciones que se han tenido con lo que clásicamente se llamaba paraísos fiscales y estar atentos a las nuevas definiciones.

(Por Roberto Villena)

Comparte en:

Vea también