¿Por qué es difícil innovar desde el Estado?

15:34 27 Abril, 2018

Angélica Matsuda, general manager de Fueradelacaja Soluciones, expuso tres razones por las cuales se percibe una dificultad para innovar desde el Estado, durante el evento UPTalks: Inspirar para innovar, organizado por Emprende UP de la Universidad del Pacífico.

La primera causa es la poca urgencia de innovar que tiene el Estado debido a que trabajan para un público que no tendrán que persuadir, como sí sucede en el caso de las empresas, según Matsuda.

“A diferencia de otros espacios, cuando una empresa inicia necesita abrir mercado, tiene que salir a conquistar a sus clientes porque sino no sobrevive. El Estado, en cambio, tiene un público cautivo y, de alguna manera, tiene un relativo seguro respecto de los recursos que puede manejar para operar”, explicó.

La intolerancia al fracaso por temor a perder el dinero que tributan los peruanos es otra razón por la cual no se proponen iniciativas de innovación.

“El fracaso, en general, no se ve como una oportunidad de aprendizaje, sino que es siempre visto como una diligencia del funcionario. Esto abona a que además haya el temor de que esta diligencia del funcionario genere alguna mala imagen del estado institucional, sobre todo, porque hay una masa impaciente por resultados inmediatos y de corto plazo”, señaló.

La desconfianza hacia el sector público es mayor que la que se tiene por las entidades privadas, comentó Matsuda.

“Esta desconfianza e idea viene porque muchas veces se piensa que hay muchos intereses individuales, particulares, en desmedro de los intereses colectivos y del Estado. Esto, además, se agrava porque la desconfianza es mutua, la sociedad civil y las empresas también desconfían de la transparencia y de la eficiencia con que los funcionarios públicos actúan y manejan la gestión pública”, indicó.

No obstante, informó que desde el Estado se vienen impulsando proyectos de innovación, como por ejemplo, Laboratorio 51 de la Presidencia de Consejo de Ministros, Minedu Lab del Ministerio de Educación y el Ayni Lab Social del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

“Un sector que normalmente pensamos que está rezagado es el sector justicia y, sin embargo, se están haciendo innovaciones. Hace poco se ha puesto en marcha todo lo que tiene que ver con el expediente electrónico para agilizar los procesos judiciales”, detalló.

(Por Nicol León Arge)

Comparte en:

Vea también