Perú tiene la mayor brecha salarial entre hombres y mujeres en la región

13:53 15 Octubre, 2014

La desigualdad de ingresos en América Latina y el Caribe ha registrado diferentes tendencias en las últimas décadas. Por una parte, en los años noventa se observó una tendencia a la concentración, principalmente por el aumento de la prima salarial para los trabajadores calificados, en un contexto de desempleo creciente.

En ese período, además, predominaron en el ámbito tributario y laboral los efectos de las reformas estructurales realizadas en las áreas de liberalización comercial y financiera. Según las evidencias la apertura comercial contribuyó a ese incremento de la desigualdad.

En cambio, desde comienzos de la década de 2000 la tendencia comenzó a revertirse, particularmente a partir de 2002-2003. Así, si se considera el período comprendido entre esos años y 2011, se observa que al menos 15 países de 17 de América Latina de los que había información disponible han registrado mejoras distributivas estadísticamente significativas en un contexto de crecimiento económico sostenido y de reducción de la pobreza.

Ese descenso se explica sobre todo por la evolución de los ingresos del trabajo de la población adulta, a causa de una reducción de la brecha salarial entre los trabajadores calificados y de baja calificación. En menor medida incidieron en la disminución de la desigualdad las transferencias gubernamentales a los hogares de menos ingresos, señala el último reporte de coyuntura laboral en la región elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Brecha por niveles educativos y sexo

El reporte señala que la desigualdad de ingresos laborales está marcada en parte por la brecha de ingresos que existe entre los ocupados de distintos niveles educativos, por un lado, y entre hombres y mujeres, por otro.

En el cuadro adjunto se muestran las variaciones de estas brechas durante los años 2009 y 2013. Los datos indican que entre los ocupados con menor y mayor tiempo de escolaridad (entre 0 a 6 años y entre 13 y más años de estudios) disminuyeron las diferencias en siete de los nueve países analizados y solo aumentaron en el Ecuador y Panamá.

En el caso del Perú hubo aumentos significativos. Así, el ingreso promedio de los trabajadores hasta con 6 años de escolaridad, respecto a los ingresos de trabajadores de más de 13 años de escolaridad pasaron de 35.9% en el 2009 a 40.8% en el 2013, es decir se elevó casi 5 puntos. Igual sucede en el resto de trabajadores (ver cuadro).

Mientras que la brecha entre hombres y mujeres se redujo en seis países (si bien en algunos solo muy levemente) y aumentó en Bolivia, Colombia y Panamá.

En el caso del Perú, también la brecha entre el ingreso de las mujeres respecto a los hombres se redujo, pasando del 61.8% en el 2009 a 63.2% en el 2013. Esto quiere decir, que en el 2013 el sueldo promedio de una trabajadora representó el 63.2% del de un trabajador peruano, mientras que en el 2009 era menor.

Si Perú se compara con el resto de países de la región, se observa que tiene la mayor brecha salarial entre hombres y mujeres. Es decir, en Perú las mujeres ganan menos en relación al sueldo de los hombres comparado al resto de países de la región. Dicho de otra manera, Perú tiene la mayor brecha salarial en la región.

Brecha salarial

Comparte en:

Vea también