Pantigoso: Mejora de calificación de Perú reducirá el costo de financiamiento

09:40 7 Julio, 2014

Luego del paquete de importantes reformas estructurales anunciado hace pocas semanas, así como después del volumen de aproximadamente US$ 14,000 millones de obras de inversión licitadas por ProInversión solo en el primer semestre de este año, y tal como lo predijo el pasado 24 de marzo (ver nota), la Consultora EY, durante la presentación de su Guía de Negocios e Inversión en el Perú 2014-2015, el país ha obtenido el  incremento de la calificación de su deuda en moneda extranjera a largo plazo, según Moody´s, a la categoría A3.

 

Nota relacionada: Lanzan guía para realizar negocios e inversiones en Perú

En esa oportunidad EY estimó que el Perú podría subir su calificación de grado de inversión durante el segundo semestre de este año, para así dejar la calificación de Moderada capacidad de repago (ver cuadro) e ingresar al grupo selecto de los países latinoamericanos con grado de inversión “A” (que equivale a ser evaluado como un país con Alta capacidad de repago).

De esta manera, “nuestro país ha pasado a convertirse en el tercer país latinoamericano, luego de Chile y México, en pertenecer al selecto grupo de los países que lideran la calificación crediticia que inicia con el grado de inversión “A”, desde un no muy lejano año 1996 en el cual nuestro país era evaluado con una Alta incertidumbre de capacidad de repago; es decir, que pasamos de la Alta incertidumbre hacia nosotros a una Alta capacidad de repago y estabilidad percibida, todo ello en 18 años”, señaló Paulo Pantigoso, Managing Partner de EY.

“Al final no resultó bastante lejano que el Perú llegase a la mencionada categoría A, como lo predijimos hace tres meses, aunque,objetivamente, aún hoy no lo es en forma unánime para quienes califican dicho riesgo”, sostuvo Pantigoso.

Agregó que “si bien persisten importantes necesidades de cambios sistémicos y estructurales tales como la simplificación de la burocracia y de los trámites que ralentizan las inversiones, los recientes avances en el cuidado del resultado fiscal, en la promoción de la inversión de importantes fuentes de  generación de empleo (tales como en infraestructura, minería, hidrocarburos y telecomunicaciones), la concreción de licitaciones como avance concreto de medidas “contracíclicas” en respuesta a la desaceleración económica (Gasoducto del Sur, Línea 2 del tren eléctrico, Aeropuerto de Chinchero, entre otros), las anunciadas medidas de modificación al sistema tributario para reducir costos de transacción (como la  reducción de la tasa de detracción de 12% a 10% para las actividades de servicios, aplicable desde el 1 de julio), así como por los anunciados cambios en la Ley de Contratación del Estado y de la aplicación de la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo, podemos observar que a la luz de los recientes cambios y anuncios, en su conjunto no era pronto para pensar en una mejora de la calificación crediticia, que ahora se ha dado”.

Pero, ¿qué significa esta mejora para el Perú?

Pantigoso responde: “A groso modo, la mejora de nuestro grado de inversión tiene relación directa con el acceso a un costo de financiamiento mejor, pues a mejor calificación crediticia, menor es el costo de fondeo.  Asimismo, si bien hace ya años que el Perú no tiene un problema de acceso a mercados internacionales de financiamiento, esta mejora robustece dicho acceso con el beneficio del menor costo antes mencionado”.

Agrega que “la posibilidad de una reducción en el costo de financiamiento del gobierno como consecuencia de, por ejemplo, la emisión de bonos a costos menores, puede flexibilizar el manejo de la caja fiscal al simplificar el financiamiento del gobierno y, adicionalmente, facilitar el eventual intercambio de deuda antigua más onerosa por otra nueva, menos cara, con el consecuente mejoramiento del perfil de pagos de nuestra deuda pública”.

Comparte en:

Vea también